UT Kids, un curso de verano diferente para aprender y divertirte

CANCÚN.— La Universidad Tecnológica de Cancún inició este lunes el curso de verano UT Kids 2015 mediante el cual los participantes tendrán la oportunidad de tener unas vacaciones diferentes y divertidas, en las cuales puedan aprender a preparar diversos platillos, así como participar en el taller de spa, artes circenses, psicomotricidad y conociendo a los animales.

KidsLeyli Solís Frías, jefa del departamento de Educación Continua de la universidad, comentó que durante siete años han organizado este evento, sin embargo para este 2015 se amplió la oferta de actividades para los pequeños y no tan pequeños que se inscribieron al curso, ya que anteriormente solo se ofrecía el curso de cocina para que aprendieran acerca del origen y preparación de diversos platillos.

Sin embargo, agregó, ahora también tienen la oportunidad de aprender algunas técnicas de masajes con el taller de spa; de conocer sobre artes escénicas con el taller de artes circenses, así como de mejorar su psicomotricidad con algunos ejercicios que se les pondrán por parte de personal especializado del área de Terapia Física de la división de Turismo.

Asimismo, dijo que se contará con un invitado especial que ayudará para el conocimiento sobre los animales, ayudando a generar una cultura de prevención al maltrato animal y de protección a los animales; tema que es parte medular del compromiso social y ambiental que tiene la universidad.

La entrevistada indicó que el curso tiene un costo de tres mil pesos y es del 20 al 31 de julio, siendo ocho menores quienes se inscribieron a tomarlo, aunque las inscripciones permanecen abiertas para tener la oportunidad de cocinar riquísimos platillos y además pasar una mañana divertida, ya sea para las dos semanas o solo una, según como puedan los padres de familia.

Las actividades dieron comienzo este lunes con el taller de cocina (9 a 12 horas) durante el cual el platillo a preparar fue: guacamole, tacos dorados de pollo y gelatina de arroz con leche, posteriormente tuvieron un receso para lunch y después de 13 a 15 horas pasaron al taller de psicomotricidad.

Para el resto de la semana, los pequeños (quienes oscilan entre los 7 y 14 años tuvieron la oportunidad de preparar clericot, crepas saladas y dulces, de hacer pizza y tiramisú, de preparar rollitos primavera y galletas de la fortuna, de hacer kushiages de queso y sushi; así como también de prepararse sus malteadas de fresa, hamburguesas y un browni, o de hacerse unos ricos cupcakes, entre otros.

De esta manera, comentó Leyli Solís, los chicos aprenden sobre el origen de la comida de distintos países, al tiempo que conocen el procedimiento para su preparación y por supuesto, para disfrutar lo que han hecho a la hora del almuerzo para seguir con el resto de sus actividades.

Los talleres complementarios al de cocina estuvieron repartidos en los diferentes días de duración del curso, uno para taller de psicomotricidad, dos días para taller de artes circenses, uno para el taller de spa y uno más en el que se tuvo una plática con gente de la asociación Tierra de Animales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s