El PAN, campo de guerra fratricida

Por Konaté Hernández

CANCÚN.— La sucesión de Gustavo Madero en la dirigencia nacional del PAN ha provocado que los grupos que apoyan a los aspirantes Javier Corral y Ricardo Anaya se dediquen a la descalificación, el descredito, hostigamiento y a etiquetar a los opositores para desacreditar a uno y otro grupo, lo que ha convertido a este partido en un campo de guerra fratricida.

PanistasMilitantes panistas no están de acuerdo con las estrategias hostiles que se llevan a cabo en este proceso interno, pues argumentan que hostigar no le hace ningún bien al partido, por el contrario lo debilita más.

“Si no estás conmigo, estas con el Diablo”, dicen unos y otros, situación que sólo genera división y malestar entre sus miembros, al no haber respeto a la secrecía e individualidad de quienes no quieren ser etiquetados al no manifestar preferencia alguna por uno u otro candidato, sin embargo sí tienen el deseo de participar en una contienda que dista mucho de ser democrática.

Se ha comentado que hay un hostigamiento verbal para dividir al blanquiazul en dos o más grupos, lo cual consideran incorrecto, debido a que de esta forma no llegarán fortalecidos a una contienda externa.

Y es que aún está fresca en la conciencia de algunos panistas quintanarroenses, sobre todo de Cancún, que hubo personas que realizaron una mala operación política, plagada de hostigamiento hacia la militancia para que llegara a la dirigencia municipal el ahora ex panista Víctor Alberto Sumohano Ballados, quien durante su gestión dejó mucho que desear al alejar a los militantes del partido, sobre todo cuando quiso darle un toque más elitista a la institución, negando el acceso al partido a las bases, aunado a tratarlos con la punta del pie, sólo por no andar vestidos correctamente, según decía.

Ante esta triste situación del pasado, los panistas no quieren volver a repetirla, pues sólo generan división al interior del mismo, además de hacer que muchos se muestren apáticos a participar en las contiendas externas, aunque muchos panistas en la actualidad reconocen que es difícil que Acción Nacional, vuelva a ocupar cargos de relevancia por la decepción y el descontento de la sociedad cuando estuvo en el poder.

Por tal motivo los operadores políticos que se han dedicado a operar a favor de ambos bandos, tanto de Ricardo Anaya como de Javier Corral, a pesar de que se les ha criticado y muchos miembros de esta institución ya están harts, continúan con el hostigamiento hacia las bases, y es que si no consiguen el apoyo de estas famosas bases albicelestes, empiezan a etiquetarlos como parte del equipo de Gustavo Madero y Eduardo Martínez, lo que califican muchos de injusto porque no le están dando a la militancia su libertad a decidir por sí misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s