Emiliano Ramos se aferra con todo a la dirigencia del PRD

CANCÚN.— Dispuesto a seguir en el poder en el sol azteca, Emiliano Ramos Hernández considera irrelevante la petición al interior del partido para que se renueven las dirigencias estatal y municipales; antes prefiere cambios en las estrategias, posturas, políticas y rumbo de trabajo, todo mientras pueda continuar manejando los hilos del PRD en Quintana Roo.

??????????????

A pesar de las turbulencias, las desbandadas al por mayor por la intransigencia de la actual dirigencia, de las múltiples traiciones en las pasadas elecciones federales que llevaron al Partido de la Revolución Democrática a sus peores resultados, la camarilla que opera los destinos del sol azteca se niega a aceptar que las decisiones cupulares lo han llevado al precipicio, tanto así que muchos han decidido renunciar a la militancia ante el temor de que desaparezca del escenario político de Quintana Roo tras las elecciones locales del próximo año.

Es por ello que muchos ex perredistas han emigrado principalmente a Morena, partido que se ha convertido en el receptáculo de todo tipo de personajes que buscan más oportunidades para continuar viviendo de la política y sirviéndose con la cuchara grande, como es el caso de Julián Ricalde, quien aunque es repudiado por un sector de este partido, otro, principalmente ex perredistas, operan desde ahora a la par del ex presidente municipal de Benito Juárez para convertirlo en el “candidato ideal” a la gubernatura de Quintana Roo.

Ante este escenario de robustecimiento de Morena y el cada vez más notorio declive del PRD no sólo a nivel estatal, sino nacional, Emiliano Ramos se niega a ver que lo que se necesitan son cambios de fondo, y no arriesga su “cabeza”, pese a ser el principal responsable de la estrepitosa caída, por ser quien tiene el mando del destino perredista. Caso contrario, a nivel nacional Carlos Navarrete ya señaló la necesidad de que una recomposición tendría que darse empezando por él mismo.

Pero Ramos Hernández pretende vender la idea a los perredistas de que se pueden hacer cambios sin que se toque a la dirigencia que él preside.

Todo esto lo dice anticipándose al clamor que se planteará en la sesión del Consejo Político Nacional, a llevarse a cabo los días 7 y 8 de agosto, donde se analizará el balance electoral del pasado proceso electoral federal y la necesidad de renovación de dirigencias en todo el país.

Ramos Hernández sólo quiere cambio de prácticas políticas, de posturas públicas y rumbo de trabajo. Pero todo ello operado por él mismo y los miembros de su dirigencia, tomando en cuenta que lo que está en juego es el proceso electoral local, donde se repartirán candidaturas, que al parecer es más importante que el mismo partido del sol azteca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s