CONFESIONES

Por Guillermo Vázquez Handall

“De Obsesiones y Desformas Políticas; Mala Combinación”

La señal que Carlos Joaquín no entendió
Este fin de semana, el subsecretario de Turismo del gobierno federal, Carlos Joaquín González se apareció en la entidad con el pretexto de dar una conferencia sobre emprendimiento turístico.

La verdad es que el evento no era tal, mas bien se organizo con la pretensión de ser un acto de promoción política, que termino fracasando estrepitosamente por su nula convocatoria.

Para el efecto, la accidentada organización del mismo concluyo en una platica con alrededor de cien jóvenes traídos a Cancún, desde la capital Chetumal y Felipe Carrillo Puerto.

Pero independientemente del decepcionante e intrascendente resultado, que no hace mas que confirmar de nueva cuenta, el rechazo local colectivo, hacia las ambiciones políticas mal fundadas de Carlos Joaquín, lo que resalta es su indisciplina y errática postura respecto del proceso sucesorio por la gubernatura del estado.

De entrada su presencia en Quintana Roo, para realizar actos de proselitismo político es una muestra clara de la insubordinación y desesperación que siempre lo ha caracterizado.

Esto porque hace apenas unos días se realizo el cambio de titular en la Secretaria de Turismo federal, de tal suerte que este tipo de acciones son una falta de respeto para el nuevo Secretario Enrique de la Madrid Cordero, quien aun evalúa si lo mantiene en su cargo actual.

Porque Carlos Joaquín sabe perfectamente que el Presidente Peña Nieto, le otorgo a Enrique de la Madrid, completa libertad de remover o ratificar funcionarios, sin ninguna recomendación a favor de nadie.

Políticamente, porque estamos solo a unos días del informe del Gobernador Roberto Borge y se entiende que esta aparición, no es mas que una rebeldía institucional.

La sorpresiva presencia de Carlos Joaquín, obedeció en todo caso a su exasperada necesidad de hacerse presente en el estado, aunque eso sea recontraproducente tanto en términos políticos como prácticos, porque finalmente solo desnuda su incapacidad de convocatoria popular.

A pregunta expresa de los medios de comunicación, el funcionario federal preciso en relación a su aspiración personal por la candidatura, que está en espera de una señal del Presidente de la Republica Enrique Peña Nieto.

Lo que a su vez también reafirma que Carlos Joaquín no entiende las señales, porque tanto las publicas como las privadas, han sido terminantes, tajantes, no forma parte de dicho proceso, esta fuera de el.

El Gobernador del Estado, en su calidad de jefe político de su partido en la entidad, conductor y arbitro, oportunamente señalo quienes son los aspirantes considerados, ni uno menos, ni uno mas y el no forma parte de esa lista.

Sin embargo lo que Carlos Joaquín no dice, es que ha intentado afanosamente por todos los medios posibles, conseguir una autorización proveniente de Los Pinos Y el PRI nacional para ser considerado y que esta se le ha negado rotundamente a pesar de su insistencia.

Estamos en posición de poder confirmar con toda seguridad y certeza, que Carlos Joaquín no solo no ha sido recibido en Los Pinos ni en el Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional, sino que incluso se le han negado las audiencias solicitadas.

En todas las oportunidades se le ha indicado concluyentemente, que la única vía formal para tramitar una aspiración electoral en Quintana Roo, es a través del Gobernador Roberto Borge.

De tal suerte que pretender estar en espera de una eventual señal, es solo una cortina de humo, porque esta ya le ha sido enviada de manera directa y sin ninguna posibilidad alternativa, ni de tiempo.

De otra forma, su quimérica pretensión no correspondería a los intentos que abiertamente ha realizado, para tener acercamientos formales con otros partidos políticos.

Porque no es un secreto que lo quiso hacer con Morena y su petición fue rechazada sin siquiera una platica de por medio, la negativa fue tal que no tuvo ni la oportunidad de exponer sus intenciones.

Por lo que a manera de conclusión, podríamos suponer que Carlos Joaquín o no quiere entender la señales, o mas bien se niega a aceptarlas, porque es un hecho que tanto para los Pinos como para la dirigencia nacional del PRI, Carlos Joaquín esta fuera del proceso sucesorio.

Pero el problema principal de Joaquín González es que no entendió desde hace diez años, lo que se demuestra en el desarrollo de estrategias y comportamientos, que además de poner en evidencia su absoluta carencia de talento político, adicionalmente ponen sobre la mesa su nulo conocimiento y acatamiento de las reglas y formas priistas.

La suya es una obsesión de ambición y poder, que evidentemente establece que el único que no se entera o no quiere darse cuenta que no será candidato del PRI es el.

El proceso para definir al candidato a la gubernatura ya inicio formalmente desde hace semanas, si fuera cierto como el mismo se ilusiona en pensar que alguien lo iba a ayudar, habrá que avisarle que el tiempo para ello se agoto.

Que se pone en ridículo queriendo suponer que habrá una imposición en su favor, cuando en la realidad ni siquiera puede conseguir una audiencia y en la petición de la misma, se le ha indicado que el único que decide, es el gobernador.

Twitter: @vazquezhandall
vazquezhandall@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s