Van tras 3 ex funcionarios municipales por peculado

CANCÚN.— Prácticamente listo se encuentra el dictamen en contra de tres ex funcionarios de la pasada administración, entre ellos, Felipe Góngora Novelo, que en noviembre del 2013 fue aprehendido por el delito de peculado, en el caso de las lámparas led nuevas encontradas en una bodega del ejido Bonfil, las cuales no fueron reportadas como parte del patrimonio municipal, implicando un desfalco por 34 millones de pesos.

El contralor del municipio Benito Juárez, Alonso de Jesús Alonso, informó que a más tardar a principios de octubre tendrá listo el dictamen donde se fincan responsabilidades a tres ex funcionarios de la pasada administración, entre ellos Felipe Góngora Novelo.

“Felipe Góngora Novelo estuvo en la cárcel y luego salió bajo caución, pero sigue enfrentando este proceso.

Después de más de un año de investigaciones, la Contraloría cuenta con elementos para determinar que en una bodega en Bonfil se almacenaron entre 10 y 12 mil lámparas nuevas que no fueron reportadas como parte del patrimonio municipal.

De Jesús Alonso explicó que la Ley de Transparencia, promulgada en 2014, no le permite revelar la identidad de los inculpados, por ser presuntos culpables, por lo tanto se reservó el derecho para dar a conocer a los otros dos involucrados.

Sin embargo indicó que este mismo mes o máximo octubre se deberá tener el fallo.

Desde tiempos de Greg
Cuando se dio a conocer el escándalo de las lámparas encontradas en una bodega por el bulevar Colosio también se mencionó al ex alcalde Julián Ricalde Magaña y al diputado local Jorge Aguilar Osorio, quienes fungieron como titulares de la Dirección de Servicios Públicos en los tiempos en que Juan Novelo realizó la venta fraudulenta de las luminarias.

Quien se ostentó como nuevo propietario de dichas luminarias, Sergio Achach Ceballos, luego de la captura de ocho de sus trabajadores que fueron sorprendidos infraganti por la policía mientras desvalijaban las luminarias, dejó en claro que dichas lámparas le fueron ofertadas por el supuesto socio del legislador Jorge Aguilar Osorio, Abraham Canterbury, hasta las puertas de su negocio que es una chatarrera ubicada por la salida a Mérida, aunque dijo desconocer el origen o si se las compró al gobierno.

Sin embargo el ex director de Administración y Patrimonio Municipal, Amir Ulises Rivero Gómez, confirmó que dichas luminarias fueron adquiridas en el 2009 durante la administración de Gregorio Sánchez Martínez, motivo por el cual no apareció en los formatos oficiales de entrega-recepción municipal.

Este millonario fraude cometido a las arcas del Municipio Benito Juárez fue orquestado con el consentimiento del ex alcalde Julián Ricalde, junto con varios servidores públicos de la administración de Gregorio Sánchez Martínez, tras una amañada licitación para sustituir 16 mil luminarias cuando Ricalde era titular de Obras y Servicios Públicos Municipales, lo que significó por principio de cuenta un desvío de más de 18 millones de pesos.

Las lámparas que se instalaron fueron de dudosa calidad y su precio mucho menor a las que operaban normalmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s