La oposición carece de candidatos viables

CANCÚN.— La oposición en Quintana Roo no sólo se encuentra dividida, sino que carece de cuadros capaces de competir en las elecciones locales de 2016 en ninguno de los puestos que estarán en juego, pues no se vislumbra a ningún personaje que pueda sacarlos de las penumbras en las que se encuentran sumidos.

Y mientras este fenómeno de crisis de partidos aumenta, cada vez cobra más fuerza la posibilidad de las candidaturas independientes como una real opción para los ciudadanos, que ya no creen en los políticos de siempre, a quienes lo único que les interesa es su beneficio personal y el de sus camarillas de cercanos colaboradores y aduladores que se encuentran siempre al acecho de lo que puedan capturar como botín en cada elección, sea federal o local. Esto los convierte en verdaderos depredadores y saqueadores del erario público, a costa del cual se han enriquecido y ahora gozan de sus fortunas y privilegios.

La más clara muestra de ello es Julián Ricalde Magaña, quien tras ser presidente municipal de Benito Juárez y encabezar un movimiento en el cual fue secundado por su fiel escudero Jorge Aguilar Osorio para posicionarse de nuevo políticamente, encontró en la ciudad de Valladolid, gobernada actualmente por Morena, un espacio para colarse como flamante “asesor” de la administración municipal, en donde se regodea dictando cursos sobre cómo gobernar una ciudad, desde su muy particular punto de vista y experiencia, luego de haber saqueado a Benito Juárez, al que dejó en la bancarrota y el caos.

En el PRD los Ramos continúan detentando el poder casi absoluto, el cual se niegan a soltar, mucho menos a las puertas de las próximas elecciones locales, y tras la fuga de un sinnúmero de militantes hacia Morena, no se ve quienes puedan ser capaces de hacer un papel medianamente digno, pues ni Graciela Saldaña, ex diputada federal, y mucho menos Luz María Beristain, actual senadora, tienen “tamaños” para encabezar la candidatura al gobierno del estado.

Por su parte el Partido Acción Nacional perdió las elecciones federales de 2012 ha caído en un tobogán sin fondo, de fracaso en fracaso, no sólo perdiendo sino, lo que es peor, cayendo cada vez más en las preferencias ciudadanas, a tal punto que ha sido rebasado por partidos como el PVEM o Morena, de nueva creación que pasó al tercer lugar, desplazando al PRD y al PAN. En el blanquiazul, aunado a su grave crisis interna, prevalece la desconfianza y el rechazo de la militancia hacia sus dirigentes, encabezados por Eduardo Martínez Arcila, a quien desean sacar de una vez por todas un grupo encabezado por Joel Espinoza, ex candidato federal, y secundado por Jessica Chávez, Sergio Bolio Rosado, Trinidad García Argüelles, Alicia Ricalde, personajes que tampoco representan ni a sus bases y mucho menos a los ciudadanos quintanarroenses.

Morena está viviendo en carne propia el grave error de haber aceptado a ex perredistas como Latifa Muza, su hija Lourdes Cardona, Ricardo Velazco y Sergio Flores, quienes ahora pretenden tomar por asalto los puestos de dirección para controlar al partido. Pero además tiene a José Luis Pech Várguez como virtual precandidato a la gubernatura del estado, quien ha sido fuertemente cuestionado por su pasado priista.
De esta forma no se ve quien pueda hacerle frente a quien resulte candidato del PRI a la gubernatura, partido que aunque no ha definido a su “gallo” y cuyo proceso de selección está en pleno auge con varios precandidatos, no muestra fisuras en su estructura interna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s