ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

El mito de la “cargada” en el Revolucionario Institucional es uno de los fenómenos que en cada elección se hace presente ya sea que esté en juego la presidencia de la República o hasta la sindicatura del “Callejón del Cuajo” (El de la familia Burrón).

La cargada vio su nacimiento desde la primera asamblea del Partido Nacional Revolucionario que en aquel entonces apoyaba a Aarón Saenz para suceder a Portes Gil, mientras Plutarco Elías Calles se decantaba por Ortiz Rubio, desde luego que en esa primer asamblea se eligió al candidato del jefe máximo.

Desde entonces y cada elección que recuerdo ninguna vez se le ha cumplido el capricho a la cargada.

El mito es en el sentido de que la mayoría cree o piensa que la cargada es tomada en cuenta en favor del candidato que la ostenta o que ella sea el indicativo del próximo sucesor, no en el sentido de que no exista.

Hoy en día ese fenómeno a nivel estatal parece situarse del lado de Carlos Joaquín, esperemos que no corra la misma suerte de todos los que han contado con el apoyo de “la cargada”.

¡Viva la revolución! A chinga ya me equivoqué de etapa histórica, creo que el anacronismo me ganó, pero no en cuanto a las prácticas comunes del hoy PRI para escoger a sus candidatos, en esa misma asamblea se inventó el tapado, el dedazo y muchas otras que no han perdido vigencia.

Hasta la operación cicatriz la inventó Plutarquito, cediendo varias posiciones del gobierno “odiado e ilegítimo” como fue calificado el de Ortiz Rubio (Pascualito para algunos como su servidor).

En sí mi curiosidad estaría más centrada en la mesa que definirá la candidatura de los gobernadores y algunas otras piezas importantes en las siguientes elecciones de 2016, desde luego que la tarjeta informativa confeccionada por inteligencia militar y entregada por el secretario de gobernación estará a tiempo en manos de Peña Nieto y no forzozamente tendrá acceso a ella Manlio Fabio Beltrones.

Lo que sí veo es una gran incertidumbre entre los priistas del primer nivel, con reuniones de cualquier nivel, creo que nada más les falta reunirse con Jaime Maussan y sus extraterrestres.

En fin eso será cosas del futuro, hoy en día las lluvias han dejado al descubierto una serie de irregularidades en materia de obra pública, sobre todo en el municipio de Benito Juárez, donde ya se sabe que el peor enemigo de Paul Carillo es su ¡publicista!

Otro aspecto es el poco cuidado con el que se publica la información las redes sociales, la exageración hizo que no pocos de mis familiares preguntaran sobre las inundaciones y el cómo estaba, hay que dar la información más objetiva y menos alarmante.

Lo que no se vale es esconderse de los problemas, ya que mientras miles padecíamos ciertamente de las inundaciones de algunas calles en Cancún, el presidente municipal atendía a la secretaria general del PRI.

De poco vale la bravuconería, prepotencia, arbitrariedad, despotismo que le caracteriza al presidente municipal cuando se necesita y que a pesar de su publicista él no esté al frente para ordenar las acciones de gobierno para hacer menor el daño causado por el fenómeno meteorológico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s