Avanza proyecto de mujeres indígenas

CANCÚN.— “Las Mujeres del Ramón” es un proyecto exitoso de trabajadoras mayas del sur del Estado, que llevan al cabo la industrialización de la semilla del árbol de ramón (Brosimum alicastrum), agrupadas en torno a la empresa Kole Ox, cuya presencia en el mercado se pudo lograr en la presente administración estatal, manifestó su director técnico, Enrique Gálvez García.

Enrique Gálvez GarcíaExplicó que Kole Ox es una organización de mujeres indígenas mayas del sur del Estado, dedicadas a recolectar las nueces de árbol de ramón para elaborar harina y producir alimentos como los hicieron los antiguos mayas.

El árbol de ramón, al igual que el maíz, fue alimento principal de la civilización maya por su alto valor nutrimental, fuente importante de aminoácidos, rico en fibra, calcio, potasio, ácido fólico, triptófano, vitaminas A, B y C, y un relajante natural, que se constituye actualmente como alternativa alimentaria que puede contribuir a reducir la importación de granos, aseguró.

Señaló que en la presente administración estatal el proyecto creció y su producción se pudo colocar en el mercado, por el momento en la zona sur donde tiene muy buena aceptación.

Con el apoyo y asesoría de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sede), por medio del programa de Desarrollo de Proveeduría, se les brindaron herramientas para el diseño y la imagen corporativa de sus productos, código de barras, tabla nutrimental y certificaciones, lo que permitió la comercialización.

Actualmente trabajan con 20 comunidades de los municipios de Bacalar y Felipe Carrillo Puerto. En cada comunidad en la que hay ejemplares de ramón se han establecido centros de acopio, administrados por mujeres, para concentrar la semilla que se recolecta.

Indicó que en dichos centros se encargan de seleccionar, lavar, secar, deshidratar y acopiar el producto, que tiempo después se lleva a la planta de procesamiento que está en la comunidad de Pantera, municipio de Bacalar.

Explicó que la semilla seca, tal como llega de los centros de acopio a la planta, pasa por un horno a 250 grados para eliminar cualquier tipo de impureza y después se muele para obtener harina que se utiliza para todo tipo de alimentos de pastelería, sin contenido de gluten. La semilla que no se muele se oferta como café de ramón.

Indicó que actualmente su mercado abarca la parte sur del Estado y el proyecto es extenderse a la Zona Norte, para continuar promoviendo el desarrollo de estas comunidades mediante una industria verde y productos orgánicos en beneficio de la salud y el bienestar de la comunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s