Presentan en La Habana el libro “Desaparecidos: bordes de una herida”

Por N. Mario Rizzo Martínez

(Corresponsal de UNQR para el Caribe)

LA HABANA.— La Casa del ALBA en La Habana fue la sede seleccionada para la presentación del libro “Desaparecidos: bordes de una herida” de las investigadoras italianas Raffaella Borghi y Haydee Copolechio. Ellas realizaron un profundo estudio de las desapariciones de personas en Argentina durante la dictadura militar del último cuarto de siglo pasado, lo hicieron como especialistas en psicología pero también adentrándose en un fenómeno social cuyas huellas han perdurado y perdurarán muchos años más.

PresentacionLa presentación del libro fue realizada por la italiana Giuliana Grando, presidenta del círculo de la Asociación de Amistad Italia-Cuba en Venecia, la argentina Graciela Ramírez, del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad de los Pueblos, y por Sofía Amada Sordo Berra, Vicedecana de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, las cuales valoraron el hecho de que el libro recoge el fruto de una profunda investigación científica de algo tan grave como la desaparición de más de 30 000 personas durante la dictadura militar argentina; pero no sólo valoraron la obra desde este ángulo, sino como muestra vivencial de un trauma colectivo donde para los supervivientes involucrados el duelo de la pérdida se ha convertido en permanente.

Posee el libro además grandes valores artísticos pues fue escrito a cuatro manos convirtiendo cada caso estudiado en un relato literario a la altura de cualquier maestro de la narrativa, sólo que en este caso la ficción está ausente y lo narrado es simplemente una expresión de lo ocurrido.

Una de las autoras reconoció que al realizar tan angustiosa investigación llegó a servirse del tango como elemento colateral que le permitiera llegar al fondo de los temas tratados.

Se trata pues de una obra de referencia como investigación científica y de una hermosa obra literaria capaz de reflejar un horror inenarrable e incomprensible desde otro ángulo que no sea el arte como dejó bien claro el poeta cubano Waldo, quien sirviera como conductor en el evento.

El poder de convocatoria de las autoras y de su obra fue tal que estuvieron presentes grandes personalidades de la isla, como Víctor Dreke, de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, Antonio Guerrero, Héroe de la República de Cuba y uno de los 5 antiterroristas cubanos que sufrieran cárcel en los EEUU durante 15 años, Javier Sotomayor, recordista mundial en salto de altura y Gloria Deportiva de Cuba, altos funcionarios del Instituto de Amistad con los Pueblos, Gioia Minuti, redactora de Granma Internacional en italiano, el Dr. Ernesto Marziota, Presidente del Comité Gestor de la Asociación de Amistad Cuba-Italia, y numeroso público.

Como colofón del acto se invitó a los asistentes a intervenir y hubo realmente intervenciones muy conmovedoras.

Antonio Guerrero expresó su opinión sobre el libro, rememoró algunas ideas de su estancia en prisión en los EEUU y finalmente dio lectura a un fragmento del libro intitulado “La Cebolla”.

Un asistente colombiano se dirigió a los asistentes y dijo haber sido él mismo un desaparecido durante muchos meses para su familia pues fue secuestrado por los paramilitares hasta que pudo escapar y huir a Europa, donde ahora reside.

Alguien se refirió al más de un cuarto de millón de asesinados y desaparecidos en Guatemala, y no pudo faltar la referencia a los 43 de Ayotzinapa en México.

Un cubano pidió hablar entonces y en pocas palabras dijo sentirse feliz porque podía conocer el drama de los desaparecidos a través de un libro, y no como vivencia propia pues en La Habana no ha existido durante más de medio siglo ningún caso similar, o de ejecución extrajudicial, o algo parecido.

Graciela Ramírez aprovechó la oportunidad para proyectar dos cortos, un animado realizado por una nieta recuperada por las plazas de mayo y un breve audiovisual que llama a todo aquel argentino con dudas sobre su origen a acercarse a las Abuelas de Plaza de Mayo.

“Desaparecidos: bordes de una herida” Ya fue presentado en Roma, Venecia, Milán y otras ciudades italianas en su versión en ese idioma. Fue presentado también en Buenos Aires y Rosario en su edición castellana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s