ICONOCLASTA

Por Moisés Valadze Luna.

Seguimos con el tema de la reforma electoral y la obsesión de la paridad de género.

Pongámoslo al revés, que fueran las mujeres candidatas en la mayoría de las posiciones y que los hombres pusieran el grito en el cielo aduciendo la paridad de género. ¿Parecería digna esa actitud? Parece que no.

La dignidad obliga a que las posiciones en cualquier puesto electoral o no sea conforme a capacidades, no es cuestión biológica o sexológica.

Una posición de avanzada es que las mujeres puedan ocupar el 100 por ciento de los cargos públicos o privados, no es cuestión de que los hombres, los políticos o por ministerio de ley den una concesión para que se hagan cargo de ellos.

Otros argumentos como los de la oposición al PRI es una de las formas más comunes y corrientes y sobre todo corrientes ¡Tanto que hasta toques dan! Con eso de que al PRD le gusta mucho esa palabra de “corrientes” que hasta en la sopa la ven, o como se diría tan corrientes como “nacos”, por aquello que “el hábito no hace al monje.

(Dicho que recomienda no juzgar a las personas por su aspecto externo, pues no siempre el exterior corresponde al interior)

Hoy tratan de aprovechar cualquier pretexto para posicionarse en la opinión pública, aunque sus planteamientos sean todo, menos inteligentes, y sobre todo que demuestran que no tienen una propuesta para que las condiciones de la ciudadanía mejoren y los “pele”, en los próximos comicios.

La palabra mágica en los últimos tiempos de los partidos PAN, PRD, y recientemente MORENA es: “Impugnación”.

No se impugnan a ellos mismos por pura casualidad, me refiero que el presidente del PAN o del PRD, Martínez Arcila impugne a Martínez Arcila o Emiliano Ramos impugne a Emiliano Ramos, aunque no dudo que lo hiciesen sí les resultara positivo para seguir mamando del erario o de los recursos de los ciudadanos.

Ahora en torno a las candidaturas independientes, recuerdo que les comenté que me parecían una mejora en el ámbito de la democracia, rumbo a ella sin adjetivos, no que fuera la solución definitiva, la propuesta es que ninguna persona que hubiese militado en un partido político pudiese considerarse como independiente y que pueda cambiar de partido bajo condiciones más estrictas para eliminar el fenómeno de los “chapulines”.

Claro que el que acusó recibo fue Julián Ricalde que de inmediato estableció que no le perjudicaba la ley, lo que dejó muy mal parado a su “amigo del alma” el diputado “independiente” Jorge Aguilar Osorio, compadritos pónganse de acuerdo ya que de paso se llevaron entre las patas a Carlos Joaquín como el único afectado con los artículos chapulinescos.

Ya les dejaron la ley en las mismas condiciones en que estaban, con un dos por ciento de firmas de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral ¿Querrán que se les baje aún más? Con eso deberían inventar el “Buen Fin” político, con ofertas para que se metan unos cientos de miles de pesos esos que ya de por sí han estado pegados de la ubre presupuestal.
Hasta mañana.

Un comentario en “ICONOCLASTA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s