ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

Hablando de mujeres y traiciones, bueno así inicia una famosa canción que interpreta Vicente Fernández, pero que un servidor la cambiaría por las traiciones entre amigos.

Ya desde hace muchos años los políticos parece que no atinan a escoger bien a los que le suceden en el cargo, por ejemplo cuando Plutarco Elías Calles encumbró a Lázaro Cárdenas, al que suponía como el candidato más maleable.

Todos sabemos cómo acabó esa historia, con el destierro de Calles.

Otro connotado caso fue el de Díaz Ordaz que escogió como sucesor a Luis Echeverría y cuentan que cada mañana que se miraba al espejo Díaz no dejaba de decirse que había sido un pentonto, por esa decisión,

Si me coloco en el ámbito local ejemplos sobrarían, pero uno de los más sonados y que corresponde a la otra parte de la moneda fue el encumbramiento de Julián Ricalde por parte de Gregorio Sánchez y la gran traición que le hizo su empleado, como lo concebía Greg.

Las historias de amistad en muchos ámbitos terminan en grandes decepciones, por eso sería muy recomendable que pusieran más atención hacia los que parecieran rivales, antes que los amigos ya que al final el mundo gira y aquellos terminan siendo la mejor compañía cuando el gobernante ha caído en desgracia.

En el tema de la sucesión gubernamental es notorio que hizo mella el accidente en que se vio involucrado el equipo de Carlos Joaquín, aunque no es definitiva, pero de no competir seguramente se podrá llevar entre las patas, al menos a Mauricio y a “Chanito” dejando libre el camino a Gabriel Mendicuti.

Vuelvo a repetir la historia de los terceros en discordia no es simple casualidad en el PRI, sino que es ya es toda una tradición.

Mendicuti es un hombre experimentado en el manejo del gobierno y me atrevería a calificarlo como el personaje con el mejor pensamiento estadista.

Así lo veo y me disculpo con las otras personalidades que aspiran a la gubernatura, porque llegar a ser un estadista es mucho más que gobernar, para eso se requiere un poco de gracia y otra cosita.

Si hago referencia a la frase de Winston Churchill, en la que señala que un estadista es el que piensa en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones, entonces la personalidad de los aspirantes queda más clara.

Con sólo una revisión a los pensamientos plasmados en los diferentes medios vemos y sabemos quienes piensan nada más en la próxima elección.

Así que mi apuesta sigue siendo con Gabriel.
Hasta mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s