ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

Lo malo de ser reaccionario se representa en errores que a lo largo del camino son fatales.
Ante el éxito obtenido por Gabriel Mendicuti Loría en las redes sociales por su cumpleaños, en el que de manera sorpresiva se convirtió en trending topic, las reacciones no pudieron ser tan de mala calidad.
En el periódico El Universal se volvió a publicar una encuesta, al menos la tercera en lo que va de octubre para acá, lo grave es que dejaron afuera al propio Gabriel y los números fueron tan parecidos en las otras tres que a pocos pueden generar un sentimiento de certeza.
Bien han escrito muchos compañeros de la tecla en torno a lo que publican cada uno de los candidatos diariamente en las redes sociales y algunos ya hasta se les acabaron los familiares y solo les queda comprar por ahí algunas mascotas para presumirlas en el face.
Las propuestas de trabajo recreadas en acciones es otro elemento de comparación, sobre todo por la magnitud que puede representar cada una de ellas y no me refiero a que sean de relumbrón o costosas, sino hasta en la ayuda al ciudadano común, la cotidiana, esa que resuelve un apuro, esa es la valiosa, ahí ni quien le compita al secretario de gobierno.
El cariño de la gente se lo ha ganado a pulso, con escuchar muchas veces basta, a veces el ciudadano ni siquiera quiere la solución de su problemática, sino sólo alguien que lo escuche y en eso nadie le podrá rebatir algo a Mendicuti.
Al menos un poco más de dos centenares de peticiones recibe al día y cómo no lo iban a colocar en el ánimo de la gente ya que de menos obtiene un reporte de enterado por parte de él.
A nivel nacional tienen ya claramente definido quién es el mejor para sacar la elección adelante y quién les puede ocasionar problemas en el estado, en el tricolor no se puede brincar trancas, ni hacer berrinches, es una disciplina que aunque no guste es tradicional.
Muchos de la oposición sabrán que su peor error fue hacerse a un lado de la gente.
Cómo recuerdo las palabras de un viejo amigo, que me decía: si quieres un represor pon a un perredista a gobernar y hoy lo confirmo con Silvano Aureoles en Michoacán y si quiero algo local para qué les cuento lo que se vivió en el trienio ricaldista, con los kioscos que vendían periódicos, ambulantes en las Palapas y todo lo que no fuera del agrado del ex perredista ¿Será todavía ex o ya lo perdonarían?
El estado tiene un monopolio el de la represión, pero también tiene el poder de ayudar y aunque sea mínima la ayuda millones de mexicanos sienten que eso es positivo, por eso la oposición pregunta hasta el cansancio ¿Por qué la gente sigue votando por el PRI? Y es debido al mínimo de eficacia que tienen como gobierno.
Lo grave es que el PAN y el PRD desperdiciaron, en su incomprensión del poder, su uso y no abuso, lo que les hubiera dado una buena cantidad de seguidores, pero se dedicaron a patear a todos los que tenían cerca, medianamente cerca y hasta a los más lejanos a ellos y ahí encontraron su perdición.
Hasta mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s