Paul suelta a sus “mascotas” para recaudar fondos

Por Konaté Hernández

CANCÚN.— En plena época navideña, en la que la economía se reactiva con el cobro del aguinaldo, los elementos de Seguridad Pública han incrementado sus rondines en todos los puntos de la ciudad, pero muchos ciudadanos han comenzado a denunciar en redes sociales que algunos policías lo que buscan son “mordidas”, enviados presuntamente por los altos mandos, aprovechando esta temporada de bonanza.

Las extorsiones comienzan a proliferar contra toda persona a la que consideren “sospechosa” tan sólo por su aspecto, forma de vestir o por caminar de manera despreocupada por áreas públicas como parques, mercados, escuelas y jardines, considerados lugares de recreación familiar.

La policía de Benito Juárez actúa con prepotencia, atemorizando a los ciudadanos que se sienten indefensos porque tienen la necesidad de circular a diario por la vía pública para dirigirse a sus áreas de trabajo, estudio u hogares.

Ante tal situación la población se siente harta y hastiada de quienes deben velar por la seguridad pública pero lejos de realizar el trabajo por el cual les pagan, lo único que hacen es levantar a personas incapaces de defenderse de las arbitrariedades.

También quienes van de regreso a sus hogares después de agotadoras jornadas laborales se ven sorprendidos al ser abordados intempestivamente por patrullas de donde descienden policías prepotentes para realizar revisiones tan solo porque los ven “sospechosos” o porque transitan por áreas públicas sin preocupación alguna, o porque en ese momento se acercaron al bote de basura para depositar desechos y si tienen la desgracia de toparse con una camioneta de la policía, con lujo de violencia bajan de sus vehículos elementos fuertemente armados y detienen al sujeto en cuestión, quien es revisado de pies a cabeza con lujo de violencia.

Por tal motivo la ciudadanía se cuestiona sobre cuál es realmente la labor de este personal, pues ya le temen más a la policía y a sus jefes que a quienes se dedican a delinquir, aunque claro como argumentan algunas personas, esto no justifica a ninguna persona para cometer atropellos contra quienes transitan tranquilamente y de manera despreocupada a plena luz del día, por lo que el temor de muchos salir de sus casas va en aumento, pues ya no saben quién les quitará sus escasas pertenencias, aunque la mayoría ha manifestado temerle más a las autoridades policiacas que a quienes se dedican a delinquir. Esta problemática sucede en todas las regiones de Cancún.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s