ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

El espíritu navideño se apodera de lo que me rodea y no puedo pensar más que en desear lo mejor a todos aquellos que con sus acciones hicieron que intentara aprender algo de esta vida.

Los que supuestamente hicieron algo en mi contra les agradezco alimentar mi imaginación y alentarme para actuar con el fin de no darles el gusto de verme derrotado, al final fueron los mejores apoyos que encontré para superarme.

Eso sí espero que para el próximo año ya no me sigan tratando de chingar.

A los que me ayudaron a que los planes de esos no se cumplieran el agradecimiento es doble, ya que tuve que recurrir a comprobar cómo el mundo se confabulaba para que lograse algunos triunfos en esta vida, nada que presumir todo tan normal como lo terrenal, pero que para mi era importante.

Aumentar un poco mi paciencia, muy escasa a lo largo de la vida y dejar en manos del Gran Arquitecto del Mundo las cosas que no podía solucionar.

Lastimosamente no puedo pasar de ciertas formas proféticas en la profesión que desempeño y que es la de poner letritas en una hoja digital, no se me da el don de la adivinación, simplemente el de la deducción y por ello tengo que dar seguimiento a muchos hechos de los que escribo y sobre todo leer la imagen corporal hasta en fotografías para tratar de darle al lector una opinión más o menos informado o lo mejor informada que me es posible.

Agradecer al poder el permitirme seguir en su estudio, para tratar de solucionar algunos problemas por los que atravesamos las personas comunes y corrientes con las que convivo y que padecemos de ciertas carencias económicas y que es lo que nos une.

A la familia que siempre es la que más sufre y se preocupa por este loco, en su afán de poner su opinión en la mente de sus apreciables lectores, tratando de decir la verdad de la forma en que percibo las cosas, aunque en ello se pasen grandes carencias materiales.

Siempre he dicho que Dios da un don y su contrario, los dos juntos a mi me dio un poco de sentido común y mucho con mi alcoholismo, para que no se elevara mi ego muy por encima de los demás, el equilibrio hay que pagarlo y créanme es el mayor “impuesto” o “tributo” que tengo que cubrir.

Al fin de cuentas lo importante es vencer los demonios que llevamos dentro y los que aparte nos generamos día con día y generar un equilibrio con las grandes felicidades que la vida en forma escasa nos da en el acontecer cotidiano.

Un gran respeto a todos los seres, independientemente de lo que hagan o dejen de hacer y que la pasen bien en estas fiestas de la natividad y el año nuevo, es lo que me resta desearles y que los objetivos que tienen en su vida se cumplan.

Hoy una felicitación a los que con el poder dieron una sonrisa a muchos de los ciudadanos de este estado, eso lo valoro más que las críticas sin respaldo, cada carita feliz que veo en los medios me hace tener fe en ellos y ojala el año que entra las multipliquen.

Hasta el próximo año, hoy no me despido con el tradicional hasta mañana.

Anuncios

Un comentario en “ICONOCLASTA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s