ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

¡Compra 20 centavos de tino! Así decían en aquellos tiempos cuando usabas una resortera y no le dabas al blanco.

En esas anda la oposición o las personas que han tomado como punto de ataque a Peña Nieto.

Mientras que la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) un organismo internacional emitió una serie de recomendaciones para el sistema de pensiones esos opositores solo alcanzaron a tirar sus “pedradas” contra EPN, cuando ni vela tenía en el entierro.

La caída del precio del petróleo obedece más a la política financiera de los ocho países más poderosos y la oposición sigue sin apuntar a ellos.

La depreciación del peso era bola cantada y a no ser que Carlos Salinas diga lo contrario, sus huestes son los responsables de este fenómeno, en su obsesión por establecer que tenía razón sobre la política económica que implementaría Videgaray que no Peña.

La cereza del pastel es que no querían que la captura de “El Chapo” Guzmán fuera una cortina de humo para encubrir los males de la economía mexicana y solitos han llevado a que ese evento se convirtiera en la principal noticia y lo más comentado en estos momentos.

Ya que se compren un 20 de tino podrán cambiar su discurso electorero, que pretende allegarse de simpatizantes con el simple hecho de maldecir, mentarle la madre o responsabilizar de todo al presidente de México.

Los grandes problemas nacionales no son solo producto de la corrupción o la impunidad, hay intereses más poderosos que los provocan.

Existe la necesidad, en esta era de globalización, de establecer vínculos con la población civil de otros países, para generar un ambiente de colaboración.

Una especie de sociedad mutualista, de ayuda para los ciudadanos más desprotegidos.
Ni Barack Obama, ni Merckel y mucho menos los otros seis presidentes del grupo de los 8 países más ricos sirven a los intereses de los pueblos que no están desarrollados.

Las empresas trasnacionales, el capital es el amo de esos gobiernos y ellos dictan las medidas para hacer padecer las penurias de los pobladores de determinada región.

Sí realmente quieren hablar de los culpables ya dejen a Peña y al “Chapo” a un lado y tejan en las redes sociales posiciones más elevadas, que demuestren su interés por solucionar los problemas de nuestro país.

El mentadero de madres no soluciona nada y al final solo deja ver sus ambiciones políticas, por lograr un puestecito en cualquier nivel de gobierno.

Aquí a sus órdenes me mantengo para aplaudirles cuando le atinen.

Hasta Mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s