ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

¡Por favor no se equivoquen! No todo el que se dedica a escribir debe estar de acuerdo con los ecologistas.

El eterno debate entre industrialización vs ecología es el clásico ejemplo del juego de suma cero.

Es más criticable que ambos sectores interesados no puedan sentarse a dialogar, negociar y acordar sobre un juego en el que ambas partes ganen.

La crítica un servidor la centra en que los beneficios de la industrialización van a parar a unos cuantos y no benefician a sectores más amplios de la población.

En nuestro país hay una tasa de desempleo enorme y sólo se puede bajar a través de la inversión y del uso de los recursos naturales ¿Conocen otra forma de que el ser humano subsista, sino es a través del consumo de los productos que la naturaleza ofrece?

Por eso un servidor ni le interesa defender ni a los unos, ni a los otros.

Ya es tiempo que compren sus 20 centavos de tino, para que al momento de echar culpas al menos sean dirigidas a un “blanco” medianamente correcto.

Los ambientalistas se enfocaron en el gobierno local, estatal y federal y por ahí de rozón les pegaron a los inversionistas.

La autocrítica es un ejercicio que corresponde a todos, lo que veo es que muchos de los actores que se colgaron de los hechos en torno al Malecón Tamajar también sacan raja política y sí no se vale hacer eso es mejor que definan su postura política participativa.

Los representantes sociales encarnados supuestamente en los diputados locales y federales de la supuesta oposición, tenían un papel que cumplir y no es que ellos no tengan partido (ambiental o industrial) sino que la carencia de sentar a las partes a dialogar es el grave problema.

No es cuestión de una declaración o apostarse en el lugar, sí las formas y el fondo de los ecologistas son un rotundo ¡No! A los problemas que hoy sólo tienen solución en el consumo de la naturaleza, desde luego que la otra parte va a usar la fuerza para lograr cumplir sus intereses.

Me vale pero la propuesta es sentarse a dialogar y negociar, de por sí la sociedad padece grandes carencias económicas, como para permitir que los pésimos enfoques vengan a abonar en agrandar la brecha entre ricos y pobres.

Para que los acontecimientos no fuesen de la forma en que se presentaron pudieron recurrir a intermediarios, pero las posiciones radicales no dejan avanzar, todo lo que huele a gobierno no les gusta, ni modo ¿Qué le vamos hacer?

En fin faltará mucho tiempo para que la industrialización, con chimeneas o sin ellas, y los ecologistas puedan mediar sus posiciones.
Hasta mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s