ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

¡Me encanta el debate en torno al fuero!
Debo decir que la oposición en México se avienta unos discursos de poca ma..re, de esos que nadie entiende y al final sólo queda la duda ¡Estarán seguros de que no se están haciendo el harakiri?

La parte del fuero constitucional refiere a la protección de los representantes populares para poder expresar libremente sus ideas.

Ese fue el motivo principal por el que se les dotó de fuero a los diputados y senadores.
En tiempos recientes el término fuero se ha extendido a las acciones u omisiones de los funcionarios públicos y a algunos supuestos específicos en los que se podría juzgar penalmente al presidente de la república.

Estos últimos ya fueron inventos de la plutocracia o partidocracia que domina en nuestro país y en sí no es fuero, sino la indicación de un procedimiento especial para que se pueda enjuiciar a los servidores públicos de más alto nivel.

En mi humilde opinión en vez de pedir la desaparición del fuero, se debe parcializar y concentrar el debate en torno a un procedimiento más sencillo para juzgar al servidor público que por acción u omisión haya permitido algún daño a la sociedad y establecer constitucionalmente la revocación de mandato por el voto.

¡Imagínese! Que les hacen caso y a los representantes populares (los pocos) que expresan ideas críticas al gobierno fuesen perseguidos por ese hecho ¡Nombre! Ahí sí que estaríamos jodidos.

Aparte existe otra figura jurídica que poca popularidad tiene y que es el refrendo, todo documento que contiene una acción del presidente de la república debe ser firmado (refrendado) antes por el titular del despacho correspondiente (en cristiano: por el secretario de estado correspondiente) así que el responsable es {este y no el presidente de la república.

Este refrendo también se ha extendido a gobiernos estatales y municipales, en este último ámbito el responsable mayor es el síndico, por eso es tan difícil llevar a juicio a los titulares del poder ejecutivo.

Además que de hacerlo pronto quedan en libertad, eso sí sin dar más explicación jurídica a la sociedad, a nosotros nunca nos van a decir que el que refrendó la acción era al que se le debería haber acusado.

En fin, hay una autora Gabriela Mojica Rayón que hace un estudio del fuero, juzgarlo no me compete lo que sí me gustó fue su entrada con la frase de Montesquieu. “La ley debe ser como la muerte que no exceptúa a nadie”.

Lo malo que Montesquieu fue francés, vivió entre 1668 y 1775 y no conoció a los políticos mexicanos, qué sí no, me cae que no escribe eso de la ley.
Hasta mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s