La oposición sin candidatos, esperanzados en que el PRI se despedace

Por Konaté Hernández

CANCÚN.— La oposición, principalmente el Partido Acción Nacional (PAN) y el de la Revolución Democrática (PRD), carecen de candidatos, por lo que están a la espera de que en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) haya algún desprendimiento para poder postular alguien de peso y tener posibilidad de acceder a la gubernatura del estado, a las principales alcaldías y diputaciones.

Julián RicaldePese a que la dirigencia nacional del blanquiazul ya determinó que su candidato será impuesto desde el Comité Ejecutivo Nacional, lo cierto es que si eligen al candidato equivocado nada tendrán que hacer en la próxima contienda electoral.

Tanto panistas como perredistas tendrán que eliminar todo lo que los obstaculiza para consolidar la tan ansiada alianza, sin embargo a ambas instituciones partidistas solo les queda como mejor opción designar como su candidato a un priista, esto porque ni Julián Ricalde Magaña ni su hermana panista Alicia Ricalde tendrían mucho que hacer ante una maquinaria electoral que se enfocará mas a ir contra el Movimiento de Regeneración Nacional, por lo que para unificar a ambas agrupaciones partidarias tendrán que dirimir sus diferencias y reciclar a un priista.

El actual presidente estatal del blanquiazul, Eduardo Martínez Arcila, que solicitará permiso para dejar el liderazgo estatal, es el que menos posibilidades tiene de triunfo, mientras que el partido del Sol Azteca este carece de cuadros que puedan hacer frente a quien vaya a abanderar el partido tricolor en el estado, situación que los pone en completa desventaja.

Y es que aun cuando para algunos panistas sean importantes los principios que enarbola su partido, los cuales contrastan con los del PRD, lo cierto es que a la gran mayoría esto poco importa, debido a que ciertos personajes con tal de obtener candidaturas sin ton ni son, como Rogelio Márquez Vadivia, no le importa conservar su ideología sino obtener el ansiado hueso.

Hoy el dilema es eliminar lo que ha obstaculizado a la oposición, sobre todo al PAN y al PRD, para consolidar la ansiada alianza electoral entre lo que siempre se ha denominado como al agua y al aceite e ir en busca de un proyecto común como es la gubernatura de Quintana Roo, por lo que panistas y perredistas en vez de enfrascarse en luchas desgastantes al interior, deberán apoyar al candidato que tenga mayores posibilidades de obtener el triunfo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s