El tamal, tradición prehispánica en el Día de la Candelaria

El tamal es un alimento común en cualquier fecha del año, pero sobre todo este 2 de febrero. Se pueden adquirir de las variadas formas, sabores, aromas y colores. He aquí la historia de una gran tradición culinaria de México Tenochtitlán a la actualidad.

Historia del tamal mexicano
El tamal (del náhuatl tamalli, que significa envuelto) es un nombre genérico dado a varios platillos americanos de origen indígena preparados generalmente con masa de maíz cocida normalmente al vapor, envuelto en hojas de la mazorca de la misma planta de maíz o de plátano, mashán o bijao, maguey, aguacate, canak e incluso papel aluminio o plástico. Pueden llevar o no relleno, el cual puede contener carne, vegetales, chile, frutas, salsa, etc. Además pueden tener sabor dulce o salado.

Existe evidencia de que las culturas predominantes en México que llevaron el maíz a otras culturas y regiones, también llevaron consigo platos y formas de cocinar el maíz. Siendo el tamal un método sencillo de cocción del maíz, es posible pensar que podría haber sido inventado en alguna de las posibles regiones origen del maíz, es decir desde México, hasta Sudamérica y de ahí llevado a otras culturas y regiones..

Los tamales son descritos en México por Fray Bernardino de Sahagún en Historia General de las cosas de Nueva España a principios del siglo XVI.

Comían también tamales de muchas maneras; unos de ellos son blancos y a manera de pella, hechos no del todo redondos ni bien cuadrados… Otros tamales comían que son colorados…

Fray Bernardino de Sahagún
Sahagún y otros autores hacen referencia al tamal no sólo como comida de la gente común, sino de los nobles, de los sacerdotes en ceremonias especiales de ayuno.
La evidencia arqueológica muestra al tamal como parte de la vida cotidiana de algunas culturas de México en la época prehispánica, además de usarse en rituales religiosos, en ofrendas y tumbas. En el caso de los mayas, hay esculturas y pinturas de los períodos mayas clásico y postclásico temprano.

En ningún país existe tanta diversidad de tamales como en México. Cada región y estado tiene ciertos tipos de tamales, tantos que su variedad se calcula entre 500 y 5,000 en todo el país. Algunos expertos estiman el consumo de tamales en cientos de millones anuales.

En el libro de crónicas titulado Historia general de las cosas de Nueva España, de Fray Bernardino de Sahagún (1500-1590), además de datos importantes sobre la cultura azteca: teología, lengua, astrología, etc, aparece también la narración de costumbres y hábitos. Es el caso de la alimentación azteca, donde el autor señala la gran variedad de tamales (del náhuatl tamalli) que se vendían en los mercados y su uso en las ceremonias como el Huey Tecuilhuitl (traducido como “Gran fiesta de los señores”), donde las mujeres desde la noche anterior preparaban los tamales para honrar a sus dioses.

Atole de Chocolate (“Champurrado”)
El champurrado es una de las bebidas más características del México Prehispánico . Es un atole de chocolate que deja maravillado a cualquiera. El atole es de origen Mexica y básicamente consiste en una mezcla de maíz con agua, que se sirve caliente. En tiempos Prehispanicos se usaba como bebida sagrada en rituales y ceremonias.

Realmente no sabemos de dónde viene la palabra “champurrado” o por que se le asignó al atole de chocolate la palabra champurrado. Lo que si sabemos es que la palabra “champurrar” es de origen Española y significa mezcla de licores . Posiblemente los Españoles así denominaron al atole de chocolate por que se mezclan muchos ingredientes interesantes.

Lo que es muy apetecible del champurrado es que es una bebida dulce y espesa; dicha consistencia se obtiene usando harina de maíz – ingrediente indispensable del atole. Esta bebida es muy típica del estado de Oaxaca, donde se sirve caliente y acompañada de los famosos tamales.

Acerca de la Receta
Hacer el champurrado es fácil pero un poco laborioso.

Le recomendamos que la tableta de chocolate, que se usa para hacer el champurrado, sea de la marca Abuelita o Ibarra.

Aunque el champurrado se espesa con harina de maíz también podría usar 125 gr de masa de maíz.

El champurrado se endulza con piloncillo, aunque si no tiene también puede usar 100 gr de azúcar morena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s