Julián, de perredista traidor a lambiscón profesional

CANCÚN.— Constituido ya como todo un oportunista de la política, al más puro estilo de los “viejos zorros” con colmillo retorcido, Julián Ricalde Magaña se mueve por todos los resquicios perredistas como pez en el agua, y si bien hace un año renunció a su militancia con un amplio texto y video de por medio divulgados ampliamente en sus redes sociales, ahora, en el umbral de la campaña electoral local, es capaz de convertirse en un camaleón para reinventar su propia historia perredista.

OportunistaDe esta forma, el ex presidente municipal de Benito Juárez, que salió por la puerta de atrás con su fiel escudero y actual diputado local “independiente”, Jorge Aguilar Osorio, con quien se deslindó del PRD para formar el “Movimiento por la Alternancia Democrática”, ahora vuelve a pintarse de amarillo con el fin de convertirse de nuevo en presidente municipal de Benito Juárez, puesto al que llegó gracias a su “maestro” Gregorio Sánchez Martínez, de quien se deslindó tan pronto pudo volar con sus propias alas. Sin embargo al ex alcalde al parecer se le ha olvidado que su primera gestión fue catastrófica, pues dejó al municipio saqueado y en la bancarrota.

Ricalde Magaña, en una más de las incongruencias de la izquierda, siendo ahora “independiente” quiere ser candidato perredista, para lo cual acudió a la capital del país para prácticamente “lamer las botas” al dirigente nacional del PRD, Agustín Basave, junto con Aguilar Osorio, al tiempo que manifestó que nunca ha dejado de ser de izquierda e incluso, como para dejar en claro que su servilismo va en serio, mostró su apoyo irrestricto a Carlos Joaquín para encabezar la alianza PAN-PRD.

Todo esto parecería contradictorio e incongruente, pero en la izquierda mexicana, en especial en Quintana Roo, todo es posible con los oscuros personajes que se han aprovechado del partido buscando sólo sacar beneficio personal, sin importar que de paso lleven al abismo a la institución que les da cobijo y los impulsa.

Julián Ricalde se defiende tratando de explicar cantinflescamente que renunció por la falta de una verdadera oposición y luego de que hace un año dijera que no le interesaba una candidatura sino organizar a la oposición, ahora se acerca al mismo partido al que criticó y en el que no sólo siguen los mismos, sino que están regresando otros de su misma calaña, como Gregorio Sánchez Martínez y Jaime Hernández Zaragoza, con las mismas intenciones que él, buscar una candidatura para obtener el “hueso” y seguir viviendo de la política, que al parecer para ellos representa un negocio muy lucrativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s