Cuba advierte a EU que mantendrá el socialismo

LA HABANA.— El gobierno de Cuba dijo el miércoles que está dispuesto a avanzar en las relaciones con Estados Unidos con ocasión del próximo viaje del presidente Barack Obama a la isla, pero dejó en claro que no cambiará su política socialista.

Un editorial del diario Granma del gobernante Partido Comunista, que destacó el proceso de restablecimiento de lazos entre ambos ex enemigos de la Guerra Fría, demandó a Washington que deje de interferir en los asuntos internos y sostuvo que Obama puede hacer más para cambiar la política de Estados Unidos.

La Casa Blanca ignoró el texto y defendió la visita de Obama de este mes como una oportunidad de acercamiento al Gobierno cubano y a los ciudadanos.

Obama visitará la isla 15 meses después de que, junto al presidente cubano Raúl Castro, anunciaron el fin de más de 50 años de enemistad.

Esta será la primera vez que un Presidente de los Estados Unidos viene a una Cuba dueña de su soberanía y con una Revolución en el poder, encabezada por su liderazgo histórico”, dijo el editorial Granma.

Forma parte del complejo proceso de normalización de los vínculos bilaterales, que apenas se inicia y ha avanzado sobre el único terreno posible y justo: el respeto, la igualdad, la reciprocidad y el reconocimiento a la legitimidad de nuestro gobierno”, señala el extenso editorial.

El texto se difunde en medio de las crecientes expectativas en la isla caribeña a 10 días de la llegada de Obama y tras recientes críticas en Estados Unidos a su viaje, porque varios legisladores republicanos y demócratas sostienen que no ha logrado avances en el tema de los derechos humanos en Cuba.

El portavoz de la Casa Blanca John Earnest dijo a periodistas que la “larga agenda de Obama incluye la visita a la oposición al Gobierno cubano, levantando de manera visible, los derechos humanos universales del pueblo cubano”.

El embargo, asunto pendiente
En el editorial, el gobernante Partido Comunista afirma que Cuba dará una respetuosa bienvenida a Obama, pero dejó claro que seguirán existiendo diferencias y que para el completo restablecimiento de las relaciones deben corregirse medidas que han afectado al pueblo cubano como el embargo económico.

El Gobierno de Obama ha flexibilizado algunas restricciones a los viajes y al comercio con la isla y retiró a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo que difunde el Departamento de Estado.

Ambos países, que reanudaron oficialmente sus relaciones diplomáticas el 20 de julio.

El Gobierno cubano dijo que las medidas de Obama eran “positivas”, pero insuficientes, y reiteró que para una normalización completa Washington debía levantar el embargo, devolver el territorio que ocupa la base naval de Guantánamo y cesar la “pretensión de fabricar una oposición política interna”.

La Casa Blanca dijo inicialmente que Obama viajaría a La Habana el 21 y 22 de marzo, donde se reunirá con el presidente Raúl Castro. Sin embargo, y pese a que no se conocen detalles de la agenda, Granma habla de una visita que comenzará un día antes.

Esta será la segunda ocasión en que un mandatario estadounidense visita la isla caribeña, desde que Calvin Coolidge lo hizo en 1928.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s