NUNCA QUEDAR MAL

Por Isabel Rodríguez

En nuestra sociedad, siempre estamos dispuestos a ayudar y ser solidarios ante las consecuencias de los fenómenos naturales: terremotos, huracanes, inundaciones, etc. siempre hay una mano que busca solucionar. Los ejemplos más claros han sido el terremoto del 85 y en Cancún el huracán Wilma.

Pero esa solidaridad y ayuda se convierte en nuestra enemiga, ya que nosotros, los mexicanos no sabemos medirnos y pasamos a ser abusados y utilizados, no medimos las consecuencias de ser buenas personas y mucho menos cuando hay un halago o premio de por medio.

Es imposible quedar mal con alguien, como si el honor de nuestra persona pudiese quedar en entre dicho al no aceptar o rehusar hacer algo que ya no nos convence; normalmente solemos darle vueltas al asunto para jamás herir sentimientos ajenos, preferimos decir siempre las famosas frases: “Sí” “Puede ser” “Haré lo posible” y otras más que nos ayudan a salir del aprieto, pues en nuestro vocabulario cultural las frases: “No, gracias”, “No puedo” “No quiero” están completamente fuera de sentido y uso.

Ahora con las campañas electorales se observan aún más estas actitudes de un positivismo forzado, de un “no quiero, pero voy”,“no deseo, pero asistiré”y eso lo saben los servidores públicos que manipulan esta postura que la gran mayoría de los mexicanos tenemos de jamás querer quedar mal. ¿Nos negaremos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s