Rafael Quintanar, el enemigo en casa

CANCÚN.— El frustrado ex precandidato a la presidencia municipal de Benito Juárez por el partido Morena, Rafael Quintanar González, dio a conocer su postura de ser el enemigo en la propia casa, al afirmar que no apoyará ni a José Luis Pech Várguez ni a Julián Ramírez Florescano, candidatos a gobernador y a presidente municipal, respectivamente, pero que sí lo hará a favor de alguno de los candidatos de otros partidos.

QuintanarQuintanar González, quien hasta antes del desenlace que lo dejó fuera de la candidatura a la presidencia municipal se decía morenista de primera línea, ahora “destapó” sus intenciones, que son apoyar a cualquier otro partido, menos a los candidatos de su aún partido. Por lo pronto, en su red social de Facebook ya comenzó a subir promocionales a favor de Ligia Arana, candidata de la alianza PAN-PRD a la presidencia municipal de Felipe Carrillo Puerto, lo que podría mostrar un esbozo del giro que dará en los próximos días, según el mismo dio a conocer en conferencia de prensa, en el sentido de que en breve anunciará su postura, luego de afirmar que promoverá el “voto de conciencia”, en el que por supuesto no está contemplado el partido en el que milita.

Y es que Quintanar González nunca digirió haber sido hecho a un lado por el mismísimo dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien inicialmente había designado como abanderada en Benito Juárez a la conductora de radio y televisión Mara Lezama, quien sin embargo declinó en el último momento, y cuando creyó que podría ser el ungido, para sorpresa de propios y extraños, el designado resultó Julián Ramírez Florescano, propietario del Colegio Kukulcán de Cancún.

De nada le valió hacer berrinches e impugnar una y otra vez, pues sus impugnaciones no prosperaron.

Quintanar, quien militó en el PRD y fue diputado local por ese partido, ha amagado en más de una ocasión con irse de Morena, pero ahora al parecer está dispuesto a llevar a cabo acciones al interior de este partido, pero en contra del mismo, en una clara rebeldía institucional.

El ex precandidato se ha sentido respaldado en sus acciones por su suegro, Salvador Ramos Bustamante, quien lo ha venido impulsando desde sus tiempos en la CROC. Ambos militaron en el PRD, donde Quintanar se convirtió en regidor dos veces en Benito Juárez, diputado local y presidente de los comités municipal y estatal del sol azteca.

Fue el mismo Ramos Bustamante quien lo recomendó ante Andrés Manuel López Obrador como el más viable para ser candidato de Morena a la presidencia municipal, con el compromiso de que lo impulsaría con todo durante la campaña, pero cuando Quintanar ya se frotaba las manos fue hecho a un lado a la hora de la decisión en el proceso de selección de candidato.

Bajo esta protección, la misma que lo ha llevado a ocupar diversos puestos de elección popular, Rafael Quintanar está dispuesto ahora a obstaculizar en todo lo que pueda las campañas de sus compañeros de partido e incluso trabajar a favor del mejor postor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s