Villatoro se quedará sin prerrogativas y sin regiduría

CANCÚN.— Acorralado, vapuleado electoralmente, arrastrando una vergonzosa derrota, Hernán Villatoro Barrios, dirigente vitalicio del Partido del Trabajo en Quintana Roo volvió a entrar en desesperación, como lo hizo el año pasado, al ver que ante el bajísimo porcentaje de votos obtenidos se le va de las manos las prerrogativas locales, recursos valiosos por representar su subsistencia personal.

VillaAl no alcanzar el tres por ciento de votación del total requerido Villatoro Barrios se encuentra al filo del abismo, demostrando que como líder de partido es una nulidad y sólo dirige sus intereses y posiciones para él y su familia.

Este líder ha hecho del PT su negocio personal y en estas elecciones locales no fue la excepción, donde se auto impuso como candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez, sabiendo que estaba muy lejos de obtener este puesto pero confiado en convertirse en regidor para seguir subsistiendo como lo ha hecho durante muchos años. Pero la elección del domingo lo ubicó de golpe en la realidad como pseudo líder, pues al no obtener el porcentaje mínimo requerido del cuatro por ciento de la votación total no podrá asumir la tan anhelada regiduría. Por lo tanto, al concluir su periodo como actual diputado local, Villatoro Barrios se quedará con las manos vacías al no salirle a su favor ninguna de sus jugadas políticas.

Las leyes electorales de Quintana Roo permiten que candidatos perdedores a presidentes municipales entren al Cabildo como regidores plurinominales, siempre y cuando cumplan con el requisito mencionado del 4 por ciento mínimo.

Es por ello que Villatoro Barrios, desesperado porque además no obtuvo ni el tres por ciento requerido para obtener una diputación plurinominal, pedirá el conteo voto por voto en todas las casillas, pues apenas llegó al 2.48 por ciento, de acuerdo a cifras del PREP.

En este paquete de fracasos se encuentra Lorena Martínez Bellos, pareja sentimental de Villatoro, quien estaba ubicada como segunda candidata de la lista de plurinominales y era otra de las esperanzas familiares, al igual que la sobrina de ésta, Miroslava Reguera Martínez, por lo que el fracaso familiar es total.

De esta forma el Partido del Trabajo se quedaría sin diputados de representación proporcional ni prerrogativas estatales en 2017.

El único que salvó al mancillado partido fue Mauricio Morales Beiza, quien aspiraba ganar la presidencia municipal de Bacalar, considerado el único bastión del partido en Quintana Roo, pero al quedar en segundo lugar se colocará como regidor.

Cabe mencionar que en similares circunstancias e encuentran los partidos Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, que al no obtener un mínimo del tres por ciento local, no tendrían acceso a prerrogativas estales en el año siguiente de la elección, es decir 2017, aunque no perderían su registro en el estado, por tratarse de partidos nacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s