Paul Carrillo despide a personal de confianza en el municipio

CANCÚN.— Una literal “limpia” ejecuta en el Ayuntamiento de Benito Juárez el presidente municipal Paul Carrillo de Cáceres, al ordenar dar de baja a todo el personal que no sea sindicalizado, acción que afectará no sólo a quienes ingresaron en la presente administración, sino también en las dos administraciones anteriores.

Paul1Es tal la presión al interior del palacio municipal que prevalece la incertidumbre y el temor entre el personal llamado “de confianza” que al parecer a fin de cuentas no resultó así, pues con tal de ahorrarse bonos y liquidaciones el alcalde encontró la fórmula ideal para allanarle el camino a la próxima administración del Partido Verde, que de esa forma podrá colocar a su gente en diversos puestos. La excepción la conforma todo el personal sindicalizado, el cual es intocable pues cuenta con la protección de su lideresa y actual diputada local, Delia Alvarado, así como gente que colaboró directamente en la campaña política apoyando al PVEM, ya que existe un acuerdo para proteger a algunos priistas.

Los ejecutores, “verdugos” de la presente administración, son los directores y secretarios de las diferentes áreas del Ayuntamiento. Una de las primeras áreas en las que se ha comenzado a aplicar esta medida es la Secretaría Municipal de Desarrollo Social, a cargo del ingeniero Francisco Gómez Novelo.

La forma de ejecutar la orden es la siguiente: Se cita al personal de las diferentes áreas con el ingeniero Jesús Martínez, coordinador administrativo, para que los trabajadores de confianza firmen su “renuncia voluntaria”, de acuerdo a lo que señala el documento que se les expone. Las autoridades municipales han cuidado las formas para “lavarse las manos”, pues no se trata de un despido, pues en este caso tendrían que otorgar una liquidación y es precisamente lo que se quiere evitar para no soltar un peso de las arcas.

Pero como suele ocurrir en estos casos, mucha gente no está de acuerdo con esta medida unilateral, pues son cabezas de familia y no desean perder su fuente de ingresos. Sin embargo para estos casos la estrategia es emprender una campaña de hostigamiento de diversas formas, como por ejemplo cambiándoles el horario sin previo aviso y a los más renuentes se llega al extremo de no dejar firmarles la lista de asistencia con el fin de que acumulen “faltas injustificadas”, con lo que las autoridades municipales pueden proceder administrativamente para conseguir el despido sin que los trabajadores tengan derecho a la liquidación correspondiente.

Así, los recursos de las arcas no serán tocados sino todo lo contario, serán engrosados con el “programa de descuentos” que se tiene preparado para ser aplicado a los cancunenses en el mes de julio, con lo que se espera cumplir con el tradicional “año de Hidalgo” a menos de tres meses de que finalice la administración municipal.

La medida de dar de baja al personal de confianza se está aplicando a todo aquel que ingresó al Ayuntamiento en la presente administración de Paul Carrillo, pero también al personal que ya tiene laborando más de dos administraciones, pues la instrucción del alcalde es dejar “limpias” todas las plazas.

De esta forma Paul Carrillo, un junior que llegó al palacio municipal de Cancún rodeado de un séquito de incondicionales a los que colocó en diversos puestos sin tener experiencia mínima en el servicio público, demuestra que es un hombre de pactos, que lo mismo puede actuar a favor o en contra de acuerdo a los intereses en juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s