OCHO POR RADIO

Por Carlos Calzado C.

Saló a la mexicana
O los últimos 22 años del fascistoidismo postmoderno.
O el último fin de semana de los vulgares facinerosos.

-Escuche mientras lee “Porgy and Bess” de la congruencia del sociólogo musical George Gershwin. Con especial atención al minuto 5:46 de la interpretación, fue fondo musical de un programa radiofónico matutino de variedades de la XEW a principios de los setenta conducido por Héctor Martínez Serrano. Sugiero la interpretación de la Filarmónica Toscanini del 2002, buscad en Youtube-.

“Salò o le 120 giornate di Sodoma” fue una película del afamado director, Pier Paolo Pasolini, de la no lograda Trilogía de la Muerte (sólo se filmó la primera, ésta, después, lo asesinaron). Aunque la ignorancia la catalogó como ‘film de explotación’, la realización adentra más en análisis filosóficos, sociológicos y es, con todo, un retrato ultrarrealista del empoderamiento fascista del norte de Italia, además de una excelente proyección hacia el futuro de este presente.

Pasolini, en un filme de 1975, destaca en sus diálogos y storyboards, aspectos que hoy por hoy se actualizan, la descripción es hoy, aquí, tan precisa, que atemoriza. ‘Los 120 días de Sodoma’ describen con maestría las características concretas de los últimos 22 años del ejercicio del poder en el Mundo entero, pero en especial, en México y sorprende el retrato del devenirmás local, –en Quintana Roo pues-.

Para sólo abrir boca, los personajes principales: el presidente, el duque, el obispo y el magistrado -rareisn´tit?-. En uno de los diálogos que corresponde al primer círculo (son tres: el de las manías, de la mierda y de la sangre), el duque explica que para “los elegidos”, el ejercicio del poder lo es todo, ante una necesidad imperante de no ser parte del ‘vulgo’; explica que la masa es bruta, ignorante y requiere del sometimiento del poderoso. Al inicio de la película, el pequeño ejército de los protagonistas: unos jóvenes hijos de cualquier vecina armados, secuestran a seis mujeres (más las cuatro hijas de los cuatro elegidos), y 10 muchachos; cuando apresan a uno de ellos, en el camino, un niño de unos seis años que juega con otros saluda al secuestrado… “Ciao Paolo” y Paolo responde al saludo de su vecino. Parece la descripción del secuestro de los estudiantes de Ayotzinapa, quiero decir, en su propia tierra, vecindario, su cotidianeidad, los 43 estudiantes fueron arrancados a su propio pueblo, luego torturados, vejados, y luego muertos…

Plantea el duque que este ejercicio respondería a una auténtica anarquía –no confundir con anarquismo-, en el entendido de que, quien detenta el poder tiene la posibilidad –y hasta obligación-, de modificar sus propias reglas a su entero acomodo (ergo, Neoliberalismo).
Esta alianza que data desde la Edad Media: el Rey, la nobleza, iglesia, el juez;en el postmodernismo han aplicado con esmero las enseñanzas complementarias del nazismo alemán y el timorato fascismo italiano, en los que ‘la chusma’ es más un estorbo que otra cosa. Es más fácil, en esta cultura, ver a un individuo socorrer a un perro sarnoso, que a un humano en desgracia.

Para quien es muy susceptible, resulta hasta peligroso ver la creación intelectual del italiano, sobre todo la tercia denominada “IlCerchio di Merda” no sólo por el obvio escatológico; el consumo ‘di merda’ es decretado para las víctimas, pero también se autodecreta, -y es que al final, qué tanto puedes condenar a alguien que no te estés condenando a ti mismo… ¿do youthink?, y en términos generales, ¡la humanidad se autoimpuso tragarse su propia ‘merde’!- El autor hace en ese punto una analogía con lo que los humanos comían al cierre de la Modernidad: en 1975, Pasolini advertía lo que el consumismo resultaba en el ámbito de la alimentación del ser humano, hoy, con tanta basura transgénica-hormonal-química-residual, lo confirmamos.

En la cinta, es una ‘puttana’ la que alienta al consumo, habla de perversiones donde la porquería no sólo era ingesta, además se untaba en los cuerpos, o los participantes se defecaban unos a otros… uno de los poderosos llega a hacer un comentario en extremo escatológico mientras besa en la boca con los labios llenos de caca a un muchacho y dice: “¿qué sentido tiene una boca sin olor?” -Moralmente, el cinismo criminal es como socializar con el hocico lleno de porquería, do youthink?-

Las similitudes político-sociales
El poder que ha dejado de ser dictadura local, se ha convertido en parte de una oligarquía global; un círculo tan pequeño que sólo incluye a unos cinco mexicanos, no más. El resto somos ‘chusma’, consumibles, utilitarios, recursos. El modelo de “democracia representantiva” es sólo el entretejido que permite al poder real aterrizar las órdenes de sus ocurrencias y necesidades. Por ello resulta tan perverso que los países como éste signen convenios y acuerdos internacionales que constitucionalmente son superiores a su propia Constitución. Claro, publicitariamente destacan aquéllos que hablan de “derechos humanos”, o “ambientalismo”, pero el resto, la mayoría, dictan quehaceres en términos económico-político-sociales.

El conflicto magisterial, por ejemplo. Es evidente que el trasfondo no son los planes y programas de estudio, es la privatización de la educación. Las reformas en materia judicial, nada tiene que ver con que los mexicanos seamos “genéticamente predispuestos al desmadre y el crimen” –según definiciones xenófobas norteamericanas-, es la imperiosa necesidad de privatizar el sistema carcelario… -sí, igualito que en Estados Unidos-.

Huelga explicar los trasfondos en materia de energéticos, infraestructura, comunicaciones y transportes, el campo, los transgénicos y una larguísima lista de etcéteras. Entonces, los gobernadores, presidentes municipales, miembros de los Cabildos y legisladores, no son mas que ¡esbirros!, ¡perros!, ¡furcias baratas! Claro, no falta quien se siente Macbeth –jajaja- y entonces, la cosa se pone peor…

Las maravillosas similitudes locales
El empoderado esbirrito ¡fatso!, determina que ha de extender su dictaduradelincuencial allende los tiempos y teje alianzas, las primarias en tiempo: Al poder eclesiástico le regala terrenos invaluables y fortalece su presencia en medios masivos de comunicación;le arropa con tal poder, que desde los medios de comunicación facilita su expansión propagandística. A los Duques les concede excelsas ‘licenzas’ para exprimir las arcas, primero en beneficio del Feudo y luego en beneficio personal.Para lograr todo lo planeado, se fortalecen con los ‘buenos oficios’ del Presidente del Tribunal Superior de Justicia y los patéticos ‘levantadedos’ (así como el ‘izquierdista de bolsillo’ que blasfema con la izquierda y cobra con la derecha, por ejemplo); cierran el círculo policías y parapolicíasquienes ejercen por la fuerza los dictados del “Feudalito”.

A todos ellos y ellas, les caracterizan sus perversiones, en verdad, el retrato de los personajes nucleares de la cinta en comento, vestidos de ‘novias’, es de la mejor característica descriptiva que he visto… -¡son igualitos a los perversos notables locales!

Y luego, claro, modifica parcialmente estas primeras alianzas y teje otras: -‘duerme’ con quienes orquestan los saqueos y los crímenes… con unos y otros intima, mientras fluyan las sustancias inspiradoras… los “chichifos” y las destacadas furcias.

Sólo para ejemplificar, durante la última representación de “Saló-Royalton”, el ¡Fatso!, no sólo ‘disparó’ las habitaciones, las comidas, el alcohol y las drogas; también dijo abiertamente que habría contratado para quien lo solicitara, prostitutas o chichifos de la mejor calidad que estarían a la disposición de quienes los solicitaran.

Y todo por lograr la impunidad. Ahora resulta que los ciudadanos, no sólo tendremos que pagar la deuda del dinero que robaron, además habrá que pagarles el sueldo a los GUACHOMAS (guaruras, choferes, mayates) que procurarán la seguridad del feudalito ¡Fatso!; la cuenta del fin de semana en Saló-Royalton de los esbirros “legisladores”, y todo cuanto sea necesario a fin de garantizarque no sea molestado el Fatsopor haber delinquido… -no pos sí-.

Como última anotación, os dejo una cita de la obra de William Shakespeare, “Macbeth”, una excelente descripción de los “legisladores”, es un diálogo entre el Macbeth y los asesinos a sueldo quienes pretenderían asesinar a Banquo… les describe muy bien.

“-¡Somos hombres, señor!…

-Sí, estáis catalogados como hombres, igual que el lebrel, el galgo, el perdiguero, el de aguas, el faldero o el lobo, todos reciben el nombre de perro. Si el puesto que ocupáis en la lista no es el grado más bajo de la humanidad…”

Buonanote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s