PRD en Quintana Roo lucha por no extinguirse

CANCÚN.— Luego de un proceso electoral local en el que la alianza UNE obtuvo la gubernatura del estado, el Partido de la Revolución Democrática se enfrenta de nuevo a sus eternos problemas internos, con la necesidad de renovarse o seguir hundido en la mediocridad, pues el triunfo en las urnas no fue del sol azteca, sino de una alianza e incluso de priistas que respaldaron al actual gobernador electo.

Eleccion1La izquierda en México y particularmente en Quintana Roo se encuentra en crisis desde hace varios años, en los que se ha ido dividiendo más y más. Basta señalar que Morena surgió de una importante escisión del PRD y se llevó también al nuevo partido todos los problemas internos.

Ahora el sol azteca, a raíz del triunfo electoral de la alianza en la elección de gobernador, ha querido maquillar su endeble situación con esta victoria, sin embargo los perredistas no toman en cuenta que fueron ellos como partido los que menos votos aportaron para el triunfo de Carlos Joaquín, pues en número de votos fue ampliamente superado por los panistas, y tampoco toman en cuenta que gran parte de este triunfo se debe a los priistas que apoyaron al actual gobernador electo.

Y en contraparte, el sol azteca no tiene en realidad mucho que presumir, pues no ganó ninguno de sus candidatos a presidencias municipales, siendo el más sonado fracaso el de Julián Ricalde, quien creyó que en tan solo tres años los electores iban a olvidar su desastrosa administración al frente del municipio de Benito Juárez. Salvo Laura Beristain, quien obtuvo una diputación local, poco tiene que celebrar el PRD, sin embargo Emiliano Ramos, actual dirigente estatal del partido, se ufana de haber obtenido una diputación local, la cual sin embargo le llegó por ser candidato plurinominal, es decir, de la forma más fácil para llegar al Congreso, mismo método por el que Eduardo Martínez Arcila, dirigente del PAN, se convertirá en legislador, función que ambos ya anduvieron presumiendo en Chetumal en las recientes protestas y en la toma del Congreso en la que estuvieron presentes ambos diputados electos.

Emiliano Ramos Hernández no tiene un panorama favorable en el futuro próximo, pues además de asumir en la legislatura local tiene la función de dirigente local, lo cual comienza a ser cuestionado al interior del sol azteca. En este sentido el delegado nacional del PRD en Quintana Roo, Abraham Ortega Santana, ya lanzó el exhorto para que Ramos Hernández deje la dirigencia del partido para que se dedique sólo a su encomienda en el Congreso estatal.

De paso Abraham Ortega le recordó a Emiliano Ramos que la dirigencia estatal, al igual que la nacional, no es una cuota de poder ni una herencia familiar, en alusión de que al frente del PRD estatal ha desfilado la familia Ramos en pleno, pues anteriormente estuvieron al frente Alejandro Ramos y Rafael Quintanar, yerno de Salvador Ramos Bustamante.

Ortega Santana propuso a Carlos Montalbán, secretario general del partido, para que asuma las funciones para renovar al PRD, sobre todo de cara a las elecciones federales de 2018, las cuales serán cruciales para el sol azteca si quiere resurgir, pues tal parece que continúa en descenso y las elecciones locales sólo han maquillado la realidad de este partido de izquierda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s