ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

Últimamente a falta de conexión a internet me he tenido que “chutar” programas y comerciales de la televisión “abierta” léase Televisa y Azteca.

La verdad que hay momentos de estupidez extrema, sobre todo cuando veo un comercial de comida para perros en el que refiere que en esos animales no hay clases sociales, la neta es que me causa risa, cuando hay algunos que son tratados mejor que algunos seres humanos y otros viven las de Caín.

Sobre todo sí fueron cruza de perro del mercado, con perra de la esquina.

Es tan racista el trato que hay entre los dueños de canes que no tardarán en establecer una comisión de derechos del perro, de los gatos, cabras, bueyes, toros, caballos, mulas y todo el reino animal.

Los que no tendrán esa suerte podrían ser las cucarachas, los mosquitos, las hormigas y todo tipo de animal ponzoñoso.

Dudo mucho que alguien quiera tener un alacrán, escorpión, mosca, mosco del zika y otros similares como mascotas.

No me imagino un zorrillo en una casa, bonito perfume dejaría, aunque “zorrillos” (tontejos) existen en muchos lugares y en ciertas edades los seres humanos aún ejercemos la pendejes.

Los bichos abundan en la sociedad, por algo el horóscopo chino tiene su razón de ser, aunque parece que resulta limitado ante las nuevas especies de seres humanos que se pueden comparar con algunos animales.

El menos común por otro lado es el cordero, creo que el único ha sido Jesucristo y me imagino que la comparación resulta de la forma en que enfrentan la muerte.

Mientras que el cerdo chilla horriblemente, el borrego pone los ojos tristes, se queda quieto y aún cuando se le perfora el corazón, no emite ni un sonido.

Tiene una mirada tan humana que el refrán que reza: “tienes ojos de borrego a medio morir” sigue vigente, cuando alguien tiene sueño o está triste.

En fin los protectores caninos se han proliferado por las redes sociales, espero que pronto pueda regresar a ellas y ver en qué estado se encuentras estos “generosos” seres humanos, protectores de todo animal, menos de sus semejantes, ya quisiera que me contaran sus experiencias o lo que sienten cuando ven a ciertas personas que han caído en una adicción o que su pobreza les impide tener cierto tipo de ropa, aseo corporal y modo de vida.

No creo que les preocupe los niños o adultos que viven en coladeras, casas de cartón o casas de palo y techo de lámina, ni siquiera creo que conozcan que todavía hay millones de humanos viviendo en condiciones deplorables.

En fin, al menos hay razones por las que tengo que ver ese monitor en el que se proyectan los absurdos más podridos de la condición humana.
Hasta mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s