En el PAN, la unidad más desunida del mundo

CANCÚN.— En el Partido Acción Nacional el tiempo corre y la tan anunciada unidad que pregona Eduardo Martínez Arcila no llega, pues de acuerdo a los planes la nueva dirigencia deberá tomar posesión en noviembre, previo a un ejercicio de votación directa de la militancia, pero hasta ahora son más de uno los que aspiran a dirigir al blanquiazul en Quintana Roo.

?
?

Martínez Arcila se siente fortalecido por el reciente triunfo de la oposición, mediante la alianza PAN-PRD, para obtener la gubernatura del estado, aunque el candidato triunfador fue un ex priista que contó con el apoyo de sus mismos ex correligionarios. Sin embargo el dirigente panista saca pecho por los resultados del pasado 5 de junio, ya que de los dos partidos el PAN fue el que más votos aportó en las urnas.

Pero tras ese momento de triunfo la realidad es que Acción Nacional debe hacer frente a una transición ordenada a nivel estatal, lo cual no ocurrió durante la renovación de la dirigencia estatal en Benito Juárez, en las que hubo señalamientos de haber llevado a cabo prácticas de compra de votos y padrón inflado, por lo que el blanquiazul tiene ante sí el reto de recobrar la credibilidad entre sus militantes.

Uno de los que ya dio a conocer públicamente sus aspiraciones a dirigir al PAN de Quintana Roo es Eduardo Pacho Gallegos, quien dijo que está a la espera de que se emita la convocatoria, mientras tanto continuará trabajando por el partido en la dirigencia municipal de Benito Juárez.

“Han sido los compañeros que se han acercado conmigo, que me han motivado, que me han pedido que participe gracias a los resultados que hemos tenido en estos siete meses de trabajo en el partido, por supuesto que escucharé a la militancia y por supuesto que buscaré un consenso con todos los militantes y si así deciden los militantes, por supuesto que encantado de seguir y de abanderar lo que los militantes quieran”.

Por otra parte, Mario Rivero Leal y Jessica Chávez, quienes pertenecen a otro grupo dentro del PAN, están tratando de construir una candidatura de unidad para ganar la dirigencia estatal.

Rivero Leal es un político del sur del estado que ha cimentado su fortaleza precisamente en esa zona. El ex diputado local se encuentra trabajando en busca de la unidad de los diversos grupos al interior de Acción Nacional, empresa que no será fácil de llevar a cabo.

Cabe señalar que Mario Rivero se la jugó con Carlos Joaquín González desde que éste iniciaba su precampaña a la gubernatura, incluso antes de que renunciara al PRI, apoyo que en su momento le hizo ganar críticas de algunos correligionarios y del mismo líder blanquiazul Eduardo Martínez Arcila por respaldar a un priista, pero ahora este último presume el triunfo a nivel estatal.

Jessica Chávez es otra de las “suspirantes”. Tras ser regidora en Benito Juárez se instaló en la dirigencia municipal y junto con Martínez Arcila ha vivido oscuros momentos del PAN, desde la derrota federal de 2012, pasando por la pérdida de militantes durante el proceso de renovación de integrantes de este partido, quienes le dieron la espalda por el hecho de que la dirigencia se ha alejado de los principios doctrinarios que le dieron vida a este partido.

Pero aún así, Jessica Chávez siente que ha hecho méritos suficientes para aspirar a dirigir al blanquiazul, pero solo uno será quien encabece una “unidad” que por ahora se ve lejana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s