EN TIERRA DE CIEGOS

Por Eduardo Lara Peniche

Desde su creación, el estado de Quintana Roo ha presentado una característica muy particular en su estructura social, tanto en lo económico como en lo político, pues muchos de los personajes que tienen o han tenido el poder político y económico del estado presumen de una formación profesional de la cual carecen, muchos de ellos a pesar de ostentar títulos y cédulas profesionales, varias de ella obtenidas gracias a los cargos públicos ocupados.

La ignorancia es un mal que afecta severamente cualquier intento por mejorar una sociedad, y prueba de ello son las cotidianas reformas legales y disposiciones gubernamentales que en lugar de mejorar las condiciones de vida del pueblo, las han perjudicado en forma severa, y privilegiado el abuso de poder, la corrupción y la impunidad, tres elementos que característicos de cualquier organización política en México.

El pueblo está harto de abusos, extorsiones y saqueo de quienes se han apoderado del gobierno en sus tres niveles, federal, estatal y municipal, sin embargo, por la misma ignorancia, quienes explotan descaradamente al pueblo siguen en el poder público, medrando con el hambre y las necesidades elementales del ser humano y su familia, tal como lo pudimos observar en el pasado proceso electoral, en el cual mucha gente pensó que el partido de Andrés Manuel López Obrador lograría ocupar varios cargos de importancia en la estructura del gobierno estatal y en los gobiernos municipales, sin embargo, el hartazgo del pueblo no fue suficiente para lograr el objetivo y morena sólo obtuvo dos diputaciones de representación proporcional y 12 regidurías repartidas entre los 11 municipios del estado.

Ante los resultados electorales obtenidos por el partido que más representa los intereses del pueblo debemos de analizar las causas de que no lograrán alcanzar más y mejores espacios en los cargos de representación, independientemente de la tradicional compra de conciencias y la manipulación del hambre que los partidos tradicionales realizan en cada proceso electoral, ya que no podemos decir que morena fracasó, pues en su primera participación electoral local, se posicionaron como la segunda fuerza política en Quintana Roo, pero sin los suficientes espacios para poder iniciar el cambio de rumbo hacia una vida mejor de los ciudadanos.

Por principio de cuentas debemos de comprender que las buenas intenciones de las personas no son suficientes para cambiar el rumbo del país, para ello se requiere conocimiento, capacidad e ideología bien definida, elementos que no son característicos en ningún partido político, incluido morena, por lo que la mayor parte de los candidatos de morena fueron elegidos más por su participación en la conformación del partido que por su capacidad para lograr una transformación social; es decir, la mayoría de quienes fueron candidatos de morena a los puestos de elección popular no satisfacen los requisitos indispensables para desempeñarse en cargos de gobierno que garanticen acciones de transformación, les hace falta formación política y a muchos hasta académica, sin embargo, por la euforia y la ambición personal, se colaron varios que no lograron convencer a la población, para que al menos, lograrán una diputación por la vía de mayoría electoral.

El panorama del país es bastante desalentador, morena representa una esperanza de cambio para beneficio de la población, pero existe un gran problema para que logren alcanzar el nivel político que se requiere para alcanzar el objetivo, gobernar, por lo que, por principio de cuentas, en morena se deben dar a la tarea de sanear sus estructuras, limitando la ambición de unos cuantos, formar a sus afiliados con una ideología sólida, no sólo con ideas, y lo más importante, dar capacitación y formación política y administrativa a quienes pretendan ser candidatos en la elección del 2018, puesto que, como se mencionó antes, las buenas intenciones no son suficientes para transformar un gobierno que no representa el bienestar del pueblo.

Ya veremos si, quienes representarán a Morena en la próxima administración estatal y las municipales logran dar la talla a tan delicado asunto, por lo que a José Luis Pech le queda una labor titánica que requerirá de armar un equipo firme y fuerte con los pocos, muy pocos personajes de nivel que se requieren en ésta empresa.
ES CUANTO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s