PRD: dos dirigentes para una decadencia anunciada

MontalbanCANCÚN.— Emiliano Ramos se salió con la suya, al menos por ahora, al retener la dirigencia estatal del PRD por resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, hasta el mes de septiembre cuando tome posesión como diputado local, con lo que la pugna por el control del sol azteca y la crisis interna seguirán vigentes.

De esta forma el PRD se encuentra lejos de llegar a acuerdos entre sus “tribus” y también de la unidad que dicen buscar. Y aunque se pensaba presentar ante la nueva dirigente nacional, Alejandra Barrales, un panorama distinto durante su visita prevista a Quintana Roo para el mes de agosto, todo parece indicar que no será posible.

Las pugnas internas entre personajes que han buscado ejercer liderazgos ha ahondado la división en un partido que presume ser parte de la coalición que obtuvo la gubernatura estatal, pero que realmente obtuvo resultados muy pobres en las elecciones pasadas.

Uno de esos personajes es Julián Ricalde, quien se salió de las filas perredistas pero regresó ambicionando convertirse de nuevo en presidente municipal de un objeto del deseo llamado Cancún, al cual dejó en la quiebra a su paso por la administración de Benito Juárez, sin embargo pese a fracasar en su intento logró colarse dentro del equipo de transición del gobernador electo en su afán de obtener un “hueso”.

Algo similar sucede con Emiliano Ramos Hernández, proveniente de una familia que ha tomado al PRD como un negocio particular para repartirse posiciones dentro del partido y candidaturas, aunque nunca han sido capaces de ganar una elección, tanto así que el menor de los Ramos no se arriesgó y aseguró la diputación local por la vía plurinominal.

Pero Emiliano tiene una piedra en el zapato que se llama Carlos Montalbán Colón, quien ha disputado el derecho de ser el presidente del Comité Directivo Estatal del sol azteca, argumentando que por derecho le corresponde por ostentar la secretaría general, lo cual lo llevó a una dirigencia efímera a partir de abril, cuando Emiliano Ramos pidió licencia para buscar la candidatura plurinominal, pero cuando obtuvo este “hueso” Emiliano volvió a reclamar la dirigencia estatal, la cual retendrá por disposición del TEPJF hasta que asuma la curul en el Congreso local.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s