Paul ahora recauda recursos persiguiendo motociclistas

MotosCANCÚN.— Un nuevo operativo se “sacó de la manga” el presidente municipal de Benito Juárez, quien no ha dejado de implementar estrategias recaudatorias pero dejará notorios rezagos que se reflejan principalmente en el estado de las calles y la falta de luminarias, carencias que serán heredadas a la próxima administración bajo el argumento de que no hay recursos ni tiempo.
En la recta final de su gobierno, Paul Carrillo de Cáceres, inició diversos programas recaudatorios, señalando como pretexto que serían utilizados para cumplir con los pendientes en el municipio; sin embargo los días transcurrieron y los cancunenses no vieron reflejado nada en la imagen urbana, lo único que se hizo fue limpiar pozos de absorción para tratar de evitar que las calles se inundaran más de lo usual durante las lluvias, pero ni así se pudo evitar el desastre de dejar calles en mal estado.
Así, Cancún sigue siendo una ciudad con servicios de tercera y obras que nunca se cumplieron.
En abril comenzó la recaudación por medio de un impuesto adicional por la venta de vinos y licores los sábados y domingos, que no hizo más que poner en riesgo el empleo de trabajadores y la permanencia de pequeños comercios. Sin embargo, a principios de este año se presentó con bombo y platillo la renovada imagen de la Avenida Yaxchilán, que no ha resultado ser más que puro “maquillaje”, pues no resolvió problemas de fondo, ya que siguen cerrados muchos locales y la zona no ha podido ser revitalizada, además de que persisten las severas inundaciones cada vez que llueve.
Paul Carrillo ha sido señalado de ejercer “terrorismo fiscal”, pues también arremetió vía Comercio en la Vía Pública en contra de vendedores ambulantes en las zonas centro y hotelera, a quienes incluso se les decomisó su mercancía.
Otras de las acciones han sido el “operativo radar” en contra de automovilistas que conduzcan a exceso de velocidad, lo cual podría verse como una acción de concientización; y el último ha sido un operativo de revisión de motos, en el que se verifica que quienes conduzcan cumplan con el reglamento de usar casco y que tengan en regla sus documentos. Sin embargo quien sea infraccionado deberá padecer el arrastre de su vehículo, por lo que deberá pagar el arrastre de la motocicleta, la estadía en el corralón y la multa correspondiente, lo que se convierte sin duda en un jugoso negocio mientras los cancunenses continúan padeciendo tener que vivir en una ciudad que no ha podido tener obras y servicios a la altura del que se dice ser el destino turístico número uno de México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s