La segunda naviera de los Borge puede perder su concesión

caribe-2CHETUMAL.— La concesión de la empresa naviera Barcos Caribe, que brinda transporte entre Cozumel y Playa del Carmen, será puesta a revisión, con el fin de ver en qué condiciones opera y si cumple con la normatividad, ya que la concesión es federal pero el permiso para el atraque en puertos administrados por la API es jurisdicción del estado.
La empresa fue puesta en marcha en febrero de 2015 por el ex gobernador Roberto Borge Angulo, con Franco González Padrón como representante legal, tío del ex gobernador Félix González Canto y padre del ex alcalde de Cozumel, Juan Carlos González Hernández.
La naviera inició así operaciones de la mano de la dupla Félix-Borge, con la gran expectativa de provocar una fuerte competencia en el sector y romper el duopolio de las empresas Barcos México y Ultramar, que desde hace años son las únicas que prestan el servicio de transporte marítimo entre Playa del Carmen y la isla de Cozumel.
En los años 80, siendo gobernador Miguel Borge Martín, su hermano Roberto, padre del ex gobernador Borge Angulo, logró operar Naviera Chankanaab, con la que quiso hacer frente al entonces cacicazgo de la empresa Barcos México, propiedad de Trino Molina y socio de toda la vida de Don Nassim Joaquín. Sin embargo en los años 90 al perder el apoyo gubernamental de su hermano la empresa entró en quiebra y se fue a pique, lo que avivó el odio y el rencor de los Borge hacia los Joaquín, cuya relación fragmentada entre ambas familias data de tiempo atrás.
Cabe señalar que al entrar en operación Barcos Caribe el ex gobernador usó todo el poder mediático de que disponía para impulsar a la empresa y emprender una “guerra sucia” en contra de las dos empresas competidoras, Barcos México (Aviejar) y Ultramar.
Este miércoles Alicia Ricalde Magaña, directora de la Administración Portuaria Integral (API), quien tuvo un fuerte enfrentamiento con Roberto Borge y fue una de las víctimas políticas de la represión del ex gobernador, anunció la revisión a la concesión otorgada a la empresa naviera “Barcos Caribe” precisamente durante la gestión de Borge Angulo.
La revisión se dará no solo a esta naviera, sino a todas las que operan en el estado para ver en qué situación se encuentran y si cumplen con la normatividad, toda vez que la concesión es federal pero el permiso para el atraque de las naves en puertos administrados por la API es jurisdicción del estado.
Sobre la posibilidad de otorgarle un permiso a esta empresa para que construya un muelle de atraque en los municipios de Solidaridad y Cozumel, Ricalde Magaña dijo desconocer este trámite, ya que solo tiene unos días en el cargo.
Por otra parte anunció que los trabajos de dragado del Canal de Zaragoza, en el sur del estado, fueron detenidos debido a que la pasada administración no aportó la cantidad de 10 millones de pesos.
La obligación de la pasada administración fue la entrega de 20 millones de pesos, de los cuales sólo aportó 10 millones dentro del convenio que se firmó con las autoridades federales, entre ellas, la Armada de México.
Ricalde Magaña adelantó que se volverán a firmar los convenios con la Armada de México para los trabajos del Canal de Zaragoza, ya que no es posible que una obra que cuesta 200 millones de pesos esté detenida por 10 millones que no entregó la administración de Roberto Borge.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s