En Morena los militantes no quieren a Pech Várguez

PechCHETUMAL.— El liderazgo de José Luis Pech Várguez se debilita en Quintana Roo, pues ha perdido la confianza de los militantes que iniciaron en Morena, quienes siempre lo han visto como un arribista; los fundadores exigen que deje de hostigar a la militancia o de lo contrario pedirán su destitución y dejarán de trabajar para el proyecto presidencial de Andrés Manuel López Obrador.
Poco a poco el dirigente de Morena se queda solo, cada vez más lejos de las bases. El ex rector de la Universidad de Quintana Roo durante el mandato de Roberto Borge Angulo ya no cuenta con el apoyo de sus correligionarios, a tal punto que le exigen cesar con sus acciones en contra de los verdaderos líderes que iniciaron el movimiento que conformó el partido político en Quintana Roo.
Militantes fundadores como Guillermina Bermejo Rosa y Benjamín Serralta Nic, advirtieron que de continuar Pech Várguez con su postura, acudirán ante el dirigente nacional, Andrés Manuel López Obrador, para exigirle la destitución definitiva del ex servidor público borgista.
Afirmaron que con su actitud lo único que logra es frenar el desarrollo del partido, por lo que si continúa al frente amenazan con no trabajar para el proyecto de la candidatura presidencial de López Obrador en 2018.
Los militantes indicaron que militantes han sido amenazados, incluidos los diputados locales Juan Ortiz Vallejo y Silvia Vázquez Pech, a quienes se les pretende expulsar por considerarlos traidores luego de que manifestaron su apoyo al bloque que conformaron el PAN, PRD y Panal en el Congreso.
Asimismo manifestaron que el rechazo hacia Pech Várguez data desde que fue impuesto como candidato a la gubernatura, pues no era militante del partido, lo que tuvo como consecuencia la falta de apoyo de las bases, lo cual podría repetirse en elección presidencial de 2018 en caso de que siga como dirigente.
El hostigamiento a líderes surgió por la conformación de las bases regionales, indicó Roberto Treviño, vocero de los comités de base, integrado por unos 500 morenistas, quienes están abriendo sucursales del partido en los domicilios de quienes fueron sus fundadores en José María Morelos, Felipe Carrillo Puerto, Benito Juárez, Solidaridad y Othón P. Blanco, cuya finalidad es construir una estructura y empezar a prepararse para apoyar a Andrés Manuel López Obrador.
Esta estructura fue resultado de los acuerdos alcanzados en la reunión realizada el domingo pasado en José María Morelos, donde además desconocieron a José Luis Pech Várguez como dirigente y se determinó que no se recibirán a “emisarios” como Omar Sánchez Cutis, Juan Ruiz o Alberto Batun.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s