Borge dejó 600 millones adicionales de deuda a proveedores

BorgeCHETUMAL.— El secretario de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Juan Vergara Fernández, informó que la deuda a proveedores que arrastra el gobierno del estado asciende a 600 millones de pesos, por lo que la dependencia investiga si las empresas existen; del gobierno federal se recibirá un apoyo de 300 millones a finales de noviembre y el resto se pagará mediante convenios con las empresas, siempre y cuando realmente presten el servicio.
El titular de la Sefiplan agregó que solo hay registrada una demanda judicial para pago, por lo que se investiga si existen las empresas o si se trata de un fraude hecho en la pasada administración, presidida por Roberto Borge, quien tuvo como titular de la dependencia a Juan Pablo Guillermo Molina.
Indicó que se está haciendo una revisión puntual para ver cuáles de los proveedores prestaron su servicio y cuáles no, y si enajenaron los bienes que corresponden.
Vergara Fernández dijo que para hacer frente a los compromisos con proveedores y de fin de año, el gobierno federal apoyará al gobierno del estado a finales del mes de noviembre con 300 millones de pesos para el fortalecimiento financiero, y para cubrir el resto del dinero que se debe a las empresas se harán convenios, siempre y cuando éstas hayan dado el servicio.
El titular de la Sefiplan dijo que el recorte al presupuesto del año entrante afectará en un 30 por ciento de la programación del gobierno estatal y el rubro más afectado será el de infraestructura de obras.
Juan Vergara dijo que no se está haciendo una reingeniería administrativa basada en el despido de personal, sino que se trata de una reingeniería gradual en donde se contempla a todas las entidades de gobierno; despidos no hay, solo se hace una reingeniería en el rubro de recursos humanos para certificar la productividad de las personas, indicó.
Cabe señalar que el gobernador Carlos Joaquín González, antes de tomar posesión, se comprometió a actuar en contra de los funcionarios que hayan incurrido en algún acto grave de corrupción, y que investigará a detalle el origen de la deuda del estado.
Respecto a la deuda a proveedores, Joaquín González dijo que se analizará cada uno de los casos para comenzar a resolverlos.
Joaquín González dejó abierta la posibilidad de recurrir a un refinanciamiento de la deuda pública, pero indicó que de momento no ha tocado la puerta de la Secretaría de Hacienda Federal para determinar qué estrategia utilizará a fin de poner en marcha la recuperación financiera de Quintana Roo.
El mandatario estatal agregó que de igual manera existen muchas necesidades que fueron desatendidas en el gobierno pasado en todas y cada una de las áreas de gobierno, mismas que impactan de manera negativa en el derrotero de la administración pública estatal.
En su momento, al comparecer ante diputados del Congreso local, el ex secretario de Finanzas borgista, Juan Pablo Guillermo Molina, negó que hubiera quebranto financiero, ante los severos señalamientos de lo contrario por parte de los legisladores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s