CUMPLE 25 AÑOS LA COMPAÑÍA LIZT ALFONSO DANCE CUBA

Por N. Mario Rizzo M.
(Corresponsal para el Caribe de UNQR)

LA HABANA.— La Compañía Lizt Alfonso Dance Cuba cumple su primer cuarto de siglo; los cubanos simplemente le llaman el Ballet de Lizt Alfonso y con esto es suficiente para reconocer el esforzado y meritorio trabajo de una joven que hace 25 años, cuando Cuba entraba en su llamado Período Especial y su economía tocaba fondo, logró iniciar un camino donde sus sueños se harían realidad.
No eran sueños pequeños, eran empeños de gigantes, pero su fuerza encontró los apoyos necesarios para lanzarse en una aventura, que aún hoy, siguen siendo un reto para cualquier artista que pretenda hacer genuino arte y, quizás lo más importante, educar y formar a las nuevas generaciones con la capacidad suficiente para disfrutar una obra donde sin dudas son tan felices quienes suben al escenario como quienes, desde plateas o balcones, aplauden efusivamente al Conjunto que, con mínimos recursos, hacen verdadero arte cubano y por tanto también universal.
Quien no haya podido asistir a sus espectáculos, ya sea en Cuba o en cualquiera de las 200 ciudades de 20 países en los 5 continentes donde han actuado haría bien en ansiar la oportunidad de hacerlo. Sus apariciones en muy difundidos videos musicales como el reciente Hit “Bailando”, o en los escenarios del 16º LatinGrammyAwards, les ha permitido llegar a los grandes públicos, pero apreciarlos en vivo supera cualquier expectativa.
Cuba es la tierra de la danza y la música; de sus raíces han nacido diferentes ritmos, entre ellos la mundialmente famosa Salsa, pero en la danza han estado tal vez sus más importantes aportes. El Ballet Nacional de Cuba, dirigido por la Diva Alicia Alonso, el Conjunto Folklórico Nacional, la compañía de Danza Contemporánea, y las decenas de grupos que existen tanto en la capital como en las provincias, los cuales han paseado la danza cubana por todo el mundo cosechando éxitos constantemente.
Lizt Alfonso ha alcanzado tempranamente numerosos premios internacionales, incluso hasta ser Embajadora de Buena Voluntad de la UNICEF, pero todo parece indicar que resultar premiada o alcanzar la fama no son límites para detener una carrera en la cual se empeña con capacidades inimaginables esa joven mujer de infaltable sonrisa y profundo pensamiento.
Entre sus espectáculos han estado entre otros Alas, Elementos, Fuerza y Compás, Amigas, han sido grandes éxitos basados en ideas originales de Lizt quien también escribe los guiones, realiza la dirección artística, produce las coreografías, compone y hace la letra de ciertas canciones y hace realidad lo que ha formado a través de su Academia de Danza, el Ballet Juvenil que organizó, los cursos de verano donde capta nuevos talentos, y la rigurosa carrera del Conjunto Profesional.
Ha logrado una verdadera y enriquecedora fusión de las raíces españolas, lo afrocubano, lo contemporáneo internacional, y lo clásico, tal vez por ello entre sus admiradores hay blancos y negros, mestizos, todos los cuales se pueden reconocer en su obra, que por derecho propio es simplemente cubana.
El conocido crítico de arte cubano José Luis Estrada Betancourt dijo de Lizt: Veinticinco años de un sueño que se resiste a despertar, si no es para continuar adelante, para seguir empujando, abriendo nuevos caminos, iluminando el horizonte.
El Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana, uno de los más prestigiosos intelectuales de Cuba desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros días, habló así: De ella emana una extraña forma de la sabiduría, a tal extremo que suelo llamarle “maga”, puesto que su diseño y coreografía no parecen ser otra cosa que arte de magia… Y al final, como un jardín florido: los discípulos capaces de proyectar la imagen sorprendente y mejor de Cuba.
Lizt Alfonso es de su pueblo y es del mundo. Si bien alguna vez alguien dijo que la música popular había sido una antes de los Beatles y otra después de ellos, bien pudiera decirse que la danza en Cuba ha sido una antes de Lizt y otra después de ella, y por qué no también en nuestro entrelazado mundo. Se trata de que esta gran artista ha hecho con la danza y la música para danzar lo que ha deseado y sentido, pero lo ha hecho tan bien como para fijar un estilo que esperemos ya no sólo le pertenezca a ella.
Cuando cae el telón la actuación del Lizt Alfonso Dance Cuba continúa, los bailarines, cantantes, músicos, y otros integrantes cruzan los pasillos del enorme teatro y esperan al público en el vestíbulo, y entonces ocurre el resto de la magia, las personas les hablan, se toman fotos con ellos, los felicitan y estimulan, los miman, porque el buen arte existe sólo para hacer mejores personas, y ellos lo han logrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s