Elección del PAN estatal, un solo candidato

En el PAN la unidad es de mentiritas, de “dientes para afuera”, pues pese a que Mario Rivero Leal se retiró de la contienda interna para integrarse a la planilla de “unidad” que encabeza Juan Carlos Pallares Bueno, denunció deslealtades de los mismos que supuestamente lo apoyaban, como Trinidad García Argüelles, así como presiones de Francisco López Mena para que declinara.

logo panCANCÚN.— En el PAN la unidad es de mentiritas, de “dientes para afuera”, pues pese a que Mario Rivero Leal se retiró de la contienda interna para integrarse a la planilla de “unidad” que encabeza Juan Carlos Pallares Bueno, “delfín” de Eduardo Martínez Arcila, Rivero Leal denunció deslealtades de los mismos que supuestamente lo apoyaban, como Trinidad García Argüelles, así como presiones de Francisco López Mena para que declinara.
Aunque en la presentación de la “planilla de unidad”, tanto Rivero Leal y Pallares Bueno se mostraron sonrientes, uno al lado del otro, nada tan falso como un billete de dos dólares, pues el mismo Rivero Leal dio a conocer que dentro del mismo partido le estaban poniendo el pie, específicamente la ex alcaldesa de Lázaro Cárdenas, Trinidad García Argüelles y su esposo Joselin, quienes a pesar de que se habían sumado a su proyecto, al igual que otros que se habían manifestado en contra de Juan Carlos Pallares, impulsado por Eduardo Martínez Arcila, quien ejerce el poder tras el trono, en realidad estaban “coqueteando” y aplicando un doble juego acomodaticio, a ganar o ganar, mientras Rivero Leal, inocentemente, confiaba en la lealtad de ambos.
Asimismo Mario Rivero reveló que recibió presiones de Francisco López Mena para que abandonara sus pretensiones y se sumara para conformar una planilla de unidad, que mostrara a las esferas políticas locales una fuerza común que está muy lejos de ser realidad dentro del PAN. Y aunque Rivero aceptó sentarse al lado de Pallares con amplia sonrisa, el panismo en Quintana Roo está fracturado y en diciembre acudirán a una elección interna que será una farsa, al más puro y clásico estilo dinosáurico priista.
Mario Rivero estaba seguro de contar con un equipo lo suficientemente fuerte para derrotar a Pallares en la elección interna y pese a que apenas la semana pasada aseguró que no estaba de acuerdo con una candidatura de “unidad”, tuvo que “doblar las manos” ante el enrarecido ambiente que prevalece en el PAN por la lucha por controlar al partido, por lo que declinó públicamente a sus aspiraciones en una conferencia de prensa este lunes, sumándose al equipo de Pallares Bueno, para registrar este martes a la planilla única, encabezada por Juan Carlos Pallares Bueno, en la sede estatal del blanquiazul.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s