La OEA, Luis Almagro y Venezuela son noticia-2

(Segunda parte)

N. Mario Rizzo M.

(Corresponsal para el Caribe de UNQR)

Ahora bien, qué es la OEA y cuál es su historial. La Organización de los Estados Americanos (OEA) es una organización internacional panamericanista de ámbito regional y continental creado el 30 de abril de 1948, con el objetivo de ser un foro político para la toma de decisiones, el diálogo multilateral y la integración de América. La declaración de la organización dice que trabaja para fortalecer la paz, seguridad y consolidar la democracia, promover los derechos humanos, apoyar el desarrollo social y económico favoreciendo el crecimiento sostenible en América o Las Américas. En su accionar busca construir relaciones más fuertes entre las naciones y los pueblos del continente.

La OEA tuvo una inauguración turbulenta, ya que la IX Conferencia Panamericana debió ser trasladada a los campos del Gimnasio Moderno por los disturbios del 9 de abril. En medio de esa reunión es asesinado el líder liberal colombiano Jorge Eliécer Gaitán, de gran arraigo popular, hecho que motivó una gran insurrección conocida como el Bogotazo, brutalmente reprimida y que sirvió para manipular el curso y los resultados de la Conferencia, al promover EE.UU. la amenaza que significaban para la democracia el “auge” de la Unión Soviética y el comunismo, al que culpaban por las muertes del Bogotazo.

De la discusión y adopción de la Carta de la OEA surgió un extenso documento de 112 artículos, firmado sin reservas por los veintiún países participantes en Bogotá. La Carta hacía suyos algunos de los principios cardinales y justos del derecho internacional, sin embargo, a instancias de Washington, se le introdujeron disposiciones que trasladaron a la OEA los postulados principales del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), por lo cual, desde su cuna, la OEA es el instrumento jurídico ideal para la dominación estadounidense en el continente.

Ya desde entonces el papel de la OEA estuvo signado por la obligación de cumplir las indicaciones emanadas del Departamento de Estado de los EEUU.

En 1954 Guatemala fue invadida por tropas mercenarias organizadas por la CIA, que derrocaron al gobierno de Jacobo Arbenz. La OEA se había prestado antes para aprobar una resolución que introducía la variante de intervención colectiva regional, en expresa violación de su propia Carta y la de la ONU. Ante el hecho consumado, el organismo se limitó a “dejar hacer” a EE.UU. y dilató el examen de la situación, ignorando los intereses del país agredido.

La actuación respecto a Cuba a partir del triunfo de la Revolución, el apoyo a la invasión de Playa Girón en 1961, las acciones que desplegó en el orden político-diplomático para aislarnos, que concluyeron con la expulsión de Cuba en enero de 1962 y la ruptura de relaciones diplomáticas de los países de la región con la Mayor de las Antillas, significaron un nivel de ensañamiento tal, que puso más en entredicho a la organización.

En abril de 1965 desembarcaron los marines yanquis en Santo Domingo para impedir la inminente victoria del movimiento popular constitucionalista sobre las fuerzas de la reacción militarista. La OEA envió a la capital dominicana a su Secretario General, el uruguayo José A. Mora, con el aparente propósito de obtener una tregua entre los beligerantes, mientras el Órgano de Consulta dilataba una decisión para facilitar que las fuerzas militares yanquis tomaran el control de la situación. Luego de múltiples gestiones, Estados Unidos logró por el estrecho margen de un voto la aprobación de una resolución que dispuso la creación de una Fuerza Interamericana de Paz, produciéndose, por primera vez bajo el sello de la OEA, una intervención colectiva en un país del área.

En Marzo de 1982 trajo la intervención británica que dio inicio a la Guerra de las Malvinas y a la primera agresión de una potencia extra continental a un país del Sistema Interamericano, lo que, según el TIAR, debía convocar la solidaridad continental con el agredido. Los Estados Unidos apoyaron política y militarmente a Gran Bretaña e impusieron sanciones económicas contra Argentina. La OEA demoró su reacción, adoptó una tibia resolución llamando al cese del conflicto y solo un mes más tarde condenó el ataque armado e instó a los EE.UU. a que levantara de inmediato las medidas aplicadas a Argentina“.

Y más, en octubre de 1983 un golpe militar derrocó al primer ministro granadino, Maurice Bishop, quien murió asesinado a manos de los golpistas. A Granada también EE.UU. envió una fuerza invasora de 1900 infantes de marina que tomaron el control de la isla. El principio de no intervención volvía a carecer de validez. En la OEA, la mayoría aprobó esa acción como “medida preventiva”, mientras otros la rechazaron. Finalmente se condenó la invasión por catalogarla como violatoria de la Carta de Bogotá.

La creación de la Carta Democrática Interamericana en 1992, llevó a nivel de tratado la imposición del unipolarismo a la región, es decir la OEA no cambió su cara, tanto que frente al golpe militar en Haití, que depuso al presidente Jean Bertrand Aristide, exhibió el mismo grado de incapacidad y putrefacción. Delegó el tema en el Consejo de Seguridad de la ONU, que aprobó una fuerza militar multinacional liderada por EE.UU.

No siempre el intervencionismo sirvió a fines espurios pues durante la 6.ª Conferencia de Cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Costa Rica, entre el 16 al 20 de agosto de 1960, se acordó a unanimidad una condena contra el Estado de la República Dominicana. La sanción se motivó porque los cancilleres comprobaron la veracidad de que el régimen de Trujillo había auspiciado el atentado contra Rómulo Betancourt, en ese momento, presidente constitucional de Venezuela. A esa reunión asistieron los ministros de relaciones exteriores de 21 naciones americanas, Cuba inclusive, porque en ese momento no había sido expulsada del sistema interamericano. Todos los países, Estados Unidos y Haití inclusive rompieron relaciones diplomáticas con República Dominicana. Adicionalmente se aplicó un bloqueo económico que afecto la exportaciones de azúcar, lo cual en ese momento era el pilar de la economía dominicana. El dictador se mantuvo en el poder hasta que fue ajusticiado en 1961.Sin embargo la OEA no reaccionó cuando en 1959 el propio Trujillo trató de intervenir militarmente en Cuba.

Condenó también el Golpe de Estado contra Zelaya en Honduras, pero calló ante la ilegal impugnación contra Dilma en Brasil promovida precisamente por un Senador condenado ahora a 15 años de prisión por corrupción.

Pero habría que agregar que la OEA se mantuvo ajena a la guerra no declarada de EEUU contra Panamá, a los regímenes dictatoriales en el Cono Sur y en Centroamérica, y a otras muchas infracciones de sus postulados.

Con semejante historial está por ver si es la OEA la organización capaz de ayudar a Venezuela a superar su crisis. No hay dudas que el Ejecutivo venezolano tendrá que poner más de su parte en busca de soluciones como la oposición tendrá que poner de la suya para evitar una confrontación que vaya más allá de las palabras.

Hay en el hemisferio mayores violaciones a los derechos civiles de los que ocuparse. Muchos tendrán que revisar posiciones pues por ejemplo llamó la atención del voto de México a favor de presionar a Venezuela, un país caracterizado históricamente por su apego al respeto de los asuntos internos de otros países y su autodeterminación, cuyo Gobierno debía estar más preocupado por los periodistas asesinados, los estudiantes desaparecidos, la violencia generada por cárteles fuera de control, y el muro que le será impuesto.

Quizás UNASUR, la CELAC, obren con más tino y sean capaces de lograr lo que todos necesitan, que Venezuela no sea un estado fallido, como hace meses calificó al propio México el ya mencionado José Mujica, lo que no le impidió ir después a ese país a recibir un premio que una organización social le había conferido. Parece que estos son tiempos de decir verdades, pero civilizadamente y con el único interés de salvaguardar conquistas de los pueblos de esta América alcanzados en años recientes, y que ahora…ahora parece que están en peligro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s