Quintana Roo, listo para absorber a mexicanos expulsados de EU

CANCÚN.— El turismo está a la alza en Quintana Roo y especialmente en el norte del estado, donde se vive una bonanza económica, con varios miles de empleos directos en hotelería y otros miles más en prestación de servicios. Por ello, ante el éxodo masivo de expulsados que se espera haya como resultado de las políticas xenófobas de Donald Trump, Cancún, la Riviera Maya y toda la entidad podrían absorber esa mano de obra calificada que domine ambos idiomas.

En la Asociación de Profesionales en Recursos Humanos de Cancún (APRHC) no están preocupados por la migración que se estaría generando a partir de las políticas anti inmigrantes del gobierno de Donald Trump en los Estados Unidos.

Guadalupe Carmona Téllez, presidenta de la APRHC, está consciente de que en el peor de los escenarios una oleada masiva de migrantes tanto mexicanos como extranjeros estaría viajando por territorio nacional buscando ganarse la vida.

Sin embargo, también está segura de que la llamada industria sin chimeneas en el Caribe mexicano está lista para recibir ese embate. En el siguiente año y medio calcula que la hotelería demandaría la mano de obra de alrededor de 15 mil trabajadores.

Nuevas aperturas de hotel y ampliaciones de los ya existentes generarían esas plazas tanto en Cancún como en la Riviera Maya. De hecho, la ejecutiva afirmó que la industria hotelera requiere de mucha más mano de obra calificada incluso si esta viene del extranjero.

En este sentido cree que los planes de la Secretaría del Trabajo, de implementar programas de colaboración con naciones sudamericanas para otorgar permisos de trabajo no solo son una buena idea sino lo correcto para controlar la migración.

Las declaraciones de Carmona Téllez coinciden con las de las autoridades locales en materia del trabajo que tampoco ven a la migración como un problema inmediato aunque sí de largo plazo.

En el marco del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que se celebra este 28 de abril, recordó que la necesidad de personal en la hotelería es tal que desde el 2015 los ejecutivos de recursos humanos se inventaron la media jornada laboral que emplea, sobre todo, a recién egresados de las universidades en carreras afines al turismo.

Se trata de un fenómeno relativamente nuevo y cada vez más recurrido entre los empresarios del sector, y a la industria del hospedaje le viene bien porque puede cubrir los turnos en que escasea el personal ya sea en temporada baja o alta y a los estudiantes les da el “expertis” que requieren para posteriormente incorporarse por completo al sector.

El programa ha resultado tan exitoso que calcula que solo el 30 por ciento de los egresados que están sacando las universidades emigra otras entidades del país y el resto se queda a ejercer su carrera en la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s