Secretaria estatal de Educación, la misma sensibilidad que un camello

Marisol, Alamilla Betancourt

CANCÚN.— La titular de la Secretaría de Educación, Marisol, Alamilla Betancourt, unió al gremio del magisterio de educación especial, pero en su contra, quienes no la bajan de falta de sensibilidad por las declaraciones emitidas el pasado 4 de mayo, cuando dijo la desafortunada expresión “…porque lo que más queremos es que no existan, porque lo ideal es tener un niño bien…”

A raíz de ello no se hicieron esperar reacciones de todo tipo en contra de la funcionaria, pues forma parte de un gobierno que enarboló la bandera del cambio, y eso es lo que mucha gente ha esperado y por ello la andanada de críticas que se han desatado, entre otras de padres de familia, organizaciones civiles, y hasta la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo), que tuvo que emitir un llamado a la titular de Educación para pedirle que se respeten y garanticen los derechos de las personas con discapacidad.

El ex secretario de Gobierno estatal, Gabriel Mendicuti Loría también se pronunció mediante una carta pública en la que lamentó las declaraciones de Alamilla Betancourt, al señalar “la absurda justificación que esgrimió para no aceptar alumnos en las disciplinas de la educación especial, de hecho es discriminatoria ya que condena a los niños y niñas con capacidades diferentes, a continuar padeciendo las debilidades del Sistema Educativo que usted encabeza.

Debilidades que se caracterizan por una muy baja cultura de la inclusión y por grandes carencias en recursos humanos, instalaciones, programas y los materiales necesarios para cumplir, al menos de manera elemental, con sus obligaciones de brindar oportunidades por igual a todos los niños y niñas de Q. Roo”.

Alamilla Betancourt trató de justificar con sus palabras que no hay espacio ni recursos para preparar a docentes en Educación Especial, demostrando con ello poca sensibilidad al emitir comentarios ofensivos y discriminatorios.

Por su parte padres de familia, integrantes de la Agrupación de Apoyo a Familias Especiales, iniciaron hace unos días la recolecta de firmas para pedirle a la secretaria de Educación una disculpa pública por referirse de manera discriminatoria hacia los niños con capacidades diferentes y considerar que debe destinarse menos maestros para la educación especial.

Alamilla Betancourt trató de calmar los ánimos enardecidos, mediante un escueto comunicado de tan solo 10 líneas, que no acabó de convencer a nadie y en el que manifiesta su “profundo respeto a todas las personas que tienen necesidades especiales y a los docentes que las atienden”, para acto seguido aclarar que “nunca existió intención de discriminación o exclusión alguna hacia ninguna persona”.

Pero el daño ya estaba hecho y ante ello el dirigente estatal del PRI exigió que la titular de la SEyC ofrezca una disculpa pública, comparezca ante el Congreso local y que reciba una sanción ejemplar por sus “temerarias e irresponsables declaraciones”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s