Morena, la cereza del pastel para las próximas elecciones

CANCÚN.— Tan solo cuatro años han bastado para que el partido Movimiento de Regeneración Nacional haya despuntado hasta llegar a las nubes en el panorama político nacional, sobre todo a raíz del reciente resultado electoral en el Estado de México y Quintana Roo no es la excepción, donde se ha convertido en el partido de moda, aunque quizá el costo que tendrá que pagar sea elevado en el proceso electoral de 2018, al desplazar José Luis Pech Várguez a los verdaderos militantes que se han “partido el lomo” en todos estos años.

A un mes de la visita de Andrés Manuel López Obrador a Quintana Roo, para la firma del Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México, que viene realizando a lo largo y ancho del país, los verdaderos militantes de Morena, aquellos que desde el 2013 se han fajado, primero para la creación del Movimiento Regeneración Nacional como partido político y en el 2016 posicionándolo como segunda fuerza política en el estado, se han visto desplazados de su partido.

De esta forma Pech Várguez ha dividido a la militancia; le ha dado poder a unos pocos para aplastar a la mayoría; ha expulsado a diputados locales y amagado a regidores con expulsarlos, para que él y su camarilla se apoderen del partido en Quintana Roo.

Casos particulares son los de Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, Tulum, Solidaridad, Lázaro Cárdenas, Isla Mujeres y Puerto Morelos, donde los regidores de Morena no sólo fueron abandonados por su partido, sino también están siendo bombardeados por los militantes serviles a Pech Varguez y sus incondicionales coordinadores de distrito, en la Zona Sur Yensuni Martínez Hernández y en la Zona Norte Omar Sánchez Cutis, quienes mantienen una guerra sin cuartel contra los regidores de esos municipios, mediante un ejército de ambiciosos personajes a quienes les han ofrecido a cambio de los ataques, la seguridad de ser nombrados candidatos para puestos de elección en el próximo proceso electoral de 2018.

Los incondicionales del Dr. Pech atacan inmisericordemente a quienes, con trabajo, compromiso y fuerza, lograron alcanzar regidurías en Quintana Roo. Así, el abordaje de priistas cada vez es más numeroso, sin que los verdaderos morenos se enteren.

Los aspirantes

Quien fuera patrón de José Luis Pech en el PRI, Eduardo Ovando Martínez, ya está operando por toda la geografía estatal para apoderarse de los espacios que les corresponden a quienes trabajaron en el posicionamiento del partido en las elecciones del 2016; quienes conocen a Ovando, aseguran que hasta el propio Pech será desplazado una vez que Ovando logre consolidar su estancia en Morena, en lo cual los especialistas en política local coinciden.

En otro frente y cuidando que siga siendo un misterio, las pláticas con José Luis “Chanito” Toledo para su ingreso a Morena van por muy buen camino, según fuentes confiables en la cúpula partidista, pero la lista no para ahí.

Lo más granado de la política oportunista está llegando al partido en Quintana Roo, y aunque aún no renuncien a sus partidos de origen, o se decidan a declarar, se sabe que las negociaciones para atraer a más aliados de Pech están avanzando con rapidez, puesto que le urge conformar su equipo afín antes del 2 de julio, para presentárselos a López Obrador, cuando llegue a Cancún para la firma del Acuerdo de Unidad.

Entre otros, se encuentran Marybel Villegas Canché y Gabriel Mendicuti Loría.

En esta baraja de posibilidades se ubica también la actual senadora Luz María Beristain, quizá quien más posibilidades tiene entre quienes aspiran a una candidatura de Morena, al mantener una buena imagen entre la militancia de izquierda, lo que le daría posicionamiento al momento de la selección de candidatos.

Morena no la tiene fácil en Quintana Roo en las elecciones federales y estatales del próximo año, entre conflictos internos y la ambición de Pech Várguez por controlar el partido para repartir las candidaturas a sus incondicionales, que sólo han trabajado para satisfacer sus ambiciones personales y desaparecer a los verdaderos militantes. Este podría ser el mayor hándicap que enfrente en contra Morena en Quintana Roo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s