Mal tiempo deja sensibles pérdidas en el sector náutico

CANCÚN.— Los Asociados Náuticos de Quintana Roo (ANQROO) proponen que en días de mal clima el puerto se cierre por zonas y solo para determinados tours, con el propósito de no afectar de manera generalizada sus actividades, ya que actualmente el cierre total del puerto afecta a este sector, que vive de los ingresos que genera el turismo que viene a este destino y contrata paseos y los diversos servicios que se ofrecen en la zona de playas y en la laguna Nichupté.

Tan solo como ejemplo Iván Ferrat Mancera, presidente de la asociación, indicó que las lluvias de los últimos días han frenado la temporada de avistamiento de tiburón ballena al 50 por ciento, quien explicó que la naturaleza de la actividad de navegar en mar abierto la hace altamente vulnerable .

El clima poco favorable ha obligado a las autoridades de la SCT a cerrar el puerto a la navegación a embarcaciones menores de 40 pies afectando las operaciones de una gran mayoría de prestadores de servicios turísticos, incluyendo el tour de avistamiento de tiburón ballena.

Con la temporada de verano cerca los empresarios del ramo mantienen la expectativa de mejorar sus ingresos por un mayor flujo de turistas, para pasar del 60 por ciento de su capacidad instalada en que operan en promedio por estas fechas, al 80 por ciento normal en temporada alta.

Con el puerto cerrado a la navegación menor las operaciones pueden caer al 5 por ciento o 10 por ciento. Siempre en estos casos el sector registra una cascada de cancelaciones y los turistas posponen sus reservaciones, lo que hace que en general las pérdidas diarias por asciendan a más de 300 mil dólares diarios.

Una de las propuestas de los náuticos a la autoridad portuaria es que en casos de mal clima- cuando no se trate de una emergencia climática- el puerto se cierre por zonas y solo para determinados tours, con el propósito de no afectar de manera generalizada sus actividades.

En el pasado reciente los empresarios del ramo han acusado que la Capitanía Regional de Puerto en ocasiones actúa sin tener la información suficiente, tomando decisiones de escritorio basados en boletines meteorológicos del centro del país cuando la realidad es otra en el Mar Caribe mexicano.

Atribuyen el caso al hecho de que la dependencia tiene poco personal y no se da abasto para patrullar su jurisdicción, lo que nos les permite saber si en verdad los vientos que se presentan son los que señala el boletín.

La diferencia entre vientos de 30 y de 70 kilómetros por hora ya sea en la laguna Bojórquez o en el mar significan miles de dólares para los náuticos, razón por la cual se han dado a la tarea en los últimos tiempos, de buscar trabajar en apoyo y coordinación con las autoridades.

No queremos poner en riesgo la seguridad de nuestros turistas y nuestros negocios, no, lo que buscamos es mayor comunicación, que nos ayudemos, que seamos informantes de la propia autoridad dado que tenemos la capacidad de estar en varias partes al mismo tiempo”, ha señalado Ricardo Muleiro, empresario náutico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s