Canaco va contra el “todo incluido”; buscará su regulación

CANCÚN.— Los comerciantes establecidos y agrupados en la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servitur) van por un tercer frente contra el todo incluido de los hoteles en Cancún, a quienes endilgan la alta mortandad de las Pymes de la localidad.

Rafael Ortega, vicepresidente de la Canaco, anunció que se prepararan para retomar el tema del todo incluido con una propuesta de regulación que presentarán en su momento ante el Congreso de Quintana Roo.

Como la propuesta de prohibirlo no le ha funcionado a nadie antes, ni en México ni el mundo, los de la Canaco pretenden copiar a países como España, en donde este sistema de ventas es regulado, es decir que por cada habitación de hotel todo incluido los prestadores de servicios deben ofrecer por ley tantos en plan europeo para no afectar al comercio de la zona.

A Ortega le resulta irónico que sean precisamente los hoteleros españoles –con el mayor número cuartos hoteleros en la región- quienes defienden contra corriente el todo incluido sin regulación en México, con el argumento de que es el mercado quien demanda el servicio.

La postura les parece por demás desproporcionada e injusta, sobre todo habiendo pruebas de la desaparición de miles de empleos a través de los años a manos del todo incluido.

En este punto es que toman la bandera de plataformas como Airbnb, por medio de la cual las familias cancunenses podrían beneficiarse realmente del turismo y ayudarse en su presupuesto familiar con algún ingreso anual al alquilar sus casas para hospedaje turístico, según su punto de vista.

Bajo el alegato de que los hoteleros no quieren que la gente se gane la vida cuando ellos -los hoteleros y el todo incluido- han cerrado miles de Pymes a través de los años al concentrar todos los servicios que demanda el huésped en sus hoteles.

Ortega habla de estar reuniendo estudios sustentados sobre las afectaciones en el comercio local por este sistema de ventas entre la hotelería. Su principal prueba en contra es el número de empleos desaparecidos de hace 20 años a la fecha.

Por entonces cada habitación de hotel generaba 2.5 empleos directos y ahora genera apenas el .8 por ciento, lo que reduce el margen social de beneficios del turismo a la población de la localidad, incluidos los proveedores y el propio gobierno.

En entrevista el comerciante recordó que muchas cadenas hoteleras extranjeras pagan sus impuestos fuera de México, reportan sus inversiones en el extranjero, prefieren que su personal gerencial no sea mexicano, compran insumos de importación, ofrecen las tarifas más bajas del mercado y pagan ínfimos salarios a sus trabajadores operativos, que son mayoría.

Usando el propio discurso de la Secretaría de Turismo de que el turismo es la industria que más permea en la sociedad porque abarca todos los estratos y reduce los márgenes, a Ortega le parece que los hoteleros le salen a deber a los cancunenses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s