Cumpleaños 91 de Fidel A. Castro Ruz

N. Mario Rizzo M.

(Corresponsal para el Caribe de UNQR)

LA HABANA.— Al cumplirse hoy el 91 natalicio del líder histórico de la Revolución Socialista de Cuba, el Comandante en Jefe Fidel A. Castro Ruz, la prensa escrita, radial, televisiva, así como la información y comentarios colocados en la red, se han dedicado con especial esfuerzo a resaltar méritos y actitudes destacables de la persona que puso a Cuba en el mapa político mundial.

Es la primera conmemoración de este tipo desde su fallecimiento a fines del pasado año y todo apunta a que muchos de los cientos de periodistas y otros intelectuales que han abordado el tema han tratado de resaltar hechos y cualidades poco divulgadas hasta ahora.

Cierto es que no han faltado trabajos donde han ensalzado sus dotes como orador, economista, defensor del medio ambiente, educador, periodista, estudioso de la ganadería y la agricultura, jurista, y todas y cada una de las esferas donde participó, pero han llamado la atención del público en general informaciones realmente poco conocidas.

Por ejemplo se ha exhibido una filmación realizada por periodistas norteamericanos en la Sierra Maestra en 1957 durante la lucha guerrillera, una copia aparentemente restaurada y poco conocida de los cubanos. Artículos mostrando fotos y relatando hechos se sus últimos meses cuando se dedicó al cultivo de la moringa y la morera han aparecido también.

Otro extenso trabajo narra hechos ocurridos en eventos internacionales como cuando inesperadamente tuteó a la presidenta de Panamá sentada junto a él y le pidió permiso para servirse de su botella de agua, conociendo de su encubrimiento al terrorista Posada Carriles, también de la Cumbre en Cancún donde el presidente Mexicano, Fox, le había pedido hablara y se retirara antes de la llegada al recinto del presidente norteamericano, invitándole a almorzar un corderito luego de su salida del salón: Fidel habló los 7 minutos concedidos por protocolo y luego pidió un extra de 20 segundos para leer una pequeña nota guardada en su bolsillo donde explicaba tener que retirarse por razones de fuerza mayor, tras lo cual se levantó y regresó a Cuba sin almorzar.

Los cubanos han de irse acostumbrando de a poco a la ausencia física de Fidel, como muchos simplemente le llaman, con el tiempo sus aciertos irán ganando peso en la historia. De sus posibles errores y desaciertos hay muchos fuera de Cuba encargados de agigantarlos en una puja donde la palabra final la dará precisamente la Historia.

Fue su deseo que su nombre no fuese usado para designar edificios u otras obras, que tampoco se le erigiesen estatuas ni monumentos conmemorativos. Sus cenizas están dentro de una simple roca, eso sí, cerca de la tumba de José Martí.

Habrá que estudiar su pensamiento, quizás desmitificar su personalidad, lo cual seguramente fue su deseo también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s