El Cancún de 10 se inundó en apenas 10 minutos

Inundacion en Cancun

CANCÚN.— Bastaron unos cuantos minutos en la tarde, menos de media hora, para que el Cancún de 10 hiciera agua por todos lados y convirtiera a la ciudad, en pleno día del primer informe del presidente municipal Remberto Estrada Barba, en una trampa caótica para automovilistas y peatones al inundar la principales vialidades.

Quedó en evidencia que la infraestructura en pozos de absorción y alcantarillado está totalmente rebasada, agudizado por la nula labor de mantenimiento y limpieza.

Fue al filo de las 3:30 de la tarde cuando negros nubarrones se comenzaron a cernir sobre la ciudad y poco antes de las 4 comenzó un torrencial aguacero que sorprendió a los cancunenses que hasta ese momento habían gozado de días plenos de sol. Sin embargo esta tarde un torrencial aguacero trastocó todas las actividades en la ciudad. Las principales avenidas y calles en las regiones se inundaron en cuestión de minutos, automóviles se quedaron varados a merced del agua que alcanzó un nivel de más de 50 centímetros; el caos se apoderó de automovilistas que tuvieron que improvisar rutas en sentido contrario para tratar de salir de las calles, que se convirtieron en trampas sin salida.

A esta lluvia le sucedieron otras a lo largo de la tarde, que convirtieron las calles en verdaderas lagunas por donde muchos lo pensaron dos veces para intentar pasar y más de uno se quedó en el intento.

A las 6 de la tarde la lluvia persistía y desde palacio municipal confirmaron que el primer informe seguía en pie y no había ni cancelación ni “plan b”. Y pese a que el acto estaba programado a las 7 pm, no fue sino hasta el filo de las 8 cuando inició en la explanada de la Reforma, donde se instaló un gran domo para evitar cualquier desaguisado provocado por el clima.

Así mientras Remberto Estrada inició su informe pasado por agua, Cancún era víctima una vez más de las inundaciones y no faltó quien ironizara una vez más en redes sociales con el famoso slogan del “niño verde junior”, un Cancún de 10: 10 balaceras, 10 asaltos al día, y ahora 10 metros bajo el agua, señalando que no había qué celebrar a un año en el que sólo han sido evidentes las deficiencias e inseguridad en la ciudad.

Y es que muchos ciudadanos señalan que sus principales quejas no han sido atendidas sino al contrario, continúan los hechos delictivos todos los días. Pero por si esto fuera poco, los cancunenses son víctimas también de patrulleros que a diario se apuestan en las principales avenidas de Cancún a la caza de conductores de todo tipo de vehículos automotores: camiones, camionetas automóviles y motocicletas, mientras que en la zona hotelera los turistas también son víctimas de estas prácticas. Aunado a ello la presencia de las pocas patrullas escasean en las regiones y es significativo que cuando algún ciudadano solicita la presencia policiaca ante algún hecho delictivo, los uniformados tardan en acudir al llamado más de media hora y hasta una hora, por lo que en varias ocasiones los afectados han tenido que detener ellos mismos a atracadores e incluso ha habido connatos de linchamiento ante el hartazgo de no obtener respuesta inmediata a sus llamados de auxilio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s