Se va Margarita del PAN sin pena ni gloria

Konaté Hernández

Con la renuncia de Margarita Zavala del Partido Acción Nacional (PAN), se acaba una época de mística pero también se acaba una época de quien por haber sido la Primera Dama durante el sexenio pasado se cree con el derecho y la autoridad moral (de la cual carece), de imponer sus caprichos personales a la máxima autoridad, a la que supuestamente dice respetar.

Si bien es cierto las puertas de cualquier institución están abiertas para entrar, pero también están abiertas para salir, esto porque los partidos políticos son instituciones públicas y no coptos de poder donde unos cuantos se crean dueños y con derechos de pretender tener el control político de un partido o del gobierno, ni que fueran de la casta divina.

Sin lugar a dudas el ex mandatario Felipe de Jesús Calderón Hinojosa tuvo su tiempo, ya como presidente del país, ya como diputado federal, funcionario federal durante la administración de Vicente Fox Quezada, fue además presidente nacional de su partido, tiempo durante el cual llevó a la institución de derrota en derrota, entregándoselo paulatinamente a los priistas, tal como hizo en Quintana Roo entre 1997 y 1999 cuando destituyó arbitrariamente al ex líder estatal José Ynés Peraza Azueta, (Q.E.D), independientemente de los errores que éste haya cometido.

Hoy renuncia su consorte, y lo hace de una manera dolosa y servil al sistema político que impera, sin lugar a dudas su salida generará un éxodo hacia otras fuerzas políticas, algunas quizá a apoyarla a ella, sin embargo con su salida y a opinión expresa de algunas voces al interior de la institución, esperan acreditar un poco más a su partido ante un electorado que había empezado a dejar de creer en los partidos, pese a que esto conlleve a la derrota para el 2018, a todo un Frente Ciudadano por México”, conformado por los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano.

Aunado a ello, según voces discordantes al interior del PAN ahora son nulas las posibilidades de participar en un proceso interno de manera democrática, ya que si no perteneces al grupo de quienes ostentan el poder dentro de las cúpulas, estás destinado a perder. Pese a ello los panistan respetan la decisión de Margarita Zavala a pesar de no comulgar con ella, ya que el PAN de la actualidad, ha dejado de ser el partido democrático, donde se respetara a la máxima autoridad, que es la Asamblea Nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s