El espíritu navideño llega a Cancún

Konaté Hernández

Al término de las fiestas en honor a la Virgen de Guadalupe, la población cancunense ha empezado a adornar sus casas y establecimientos con motivos navideños, como son los nacimientos donde se colocan a María, José, los pastores sin faltar los sabios de oriente así animales alusivos a la granja en torno a un pesebre donde nacerá el Niño Dios entre nochebuena y la Navidad, como se puede apreciar frente a la estación de bomberos donde el personal que ahí labora con paciencia y laboriosidad colocaron a cada de estos personajes bíblicos.

Y es que las posadas son fiestas que tienen como fin, preparar la Navidad, comienzan el 16 y terminan el 24 de diciembre. 

Un breve recordatorio del origen de las posadas es que los primeros misioneros dentro de la llamada Conquista espiritual de México, en el siglo XVI, trataron de enseñar a los indios la nueva religión por medio de representaciones teatrales  parecidas  a los “autos de fe” de su país de origen. 

Se atribuye a Fray Diego de Soria a finales del siglo XVI, las primeras “jornadas”, como se llamaban entonces, en el convento de Acolman, para recordar el camino de José y María de Nazaret a Belén. 

La celebración se fue enriqueciendo de la costumbre franciscana de representar con imágenes este pasaje bíblico. De estas celebraciones y de los Autos de Fe europeos surgieron las pastorelas y los villancicos y desde luego Las Posadas.

A la llegada de los españoles los antiguos mexicas celebraban durante el invierno, el advenimiento de su principal deidad, Huitzilopoztli, durante el mes Panquetzaliztli, que equivaldría aproximadamente del 7 al 26 de diciembre de nuestro calendario.

Por esa razón y aprovechando la coincidencia de fechas, unos de los primeros doctrineros agustinos, promovieron la sustitución de personajes y así desaparecieron al dios prehispánico y mantuvieron la celebración, dándole características cristianas.” Y. Hurtado.

Se cree que la práctica de las posadas se originó en el poblado de San Agustín Acolman, al noroeste de la ciudad de México, pues fue uno de los primeros lugares donde se establecieron estos religiosos para realizar su tarea evangelizadora.

En 1587, fray Diego de Soria obtuvo del Papa Sixto V la bula autorizando la celebración en el Virreinato de la Nueva España de unas misas, llamadas de aguinaldo del 16 al 24 de diciembre y que se realizarían en los atrios de las iglesias. 

Junto con las misas se representaban escenas de la Navidad. Luego de la Misa se realizaban festejos con luces de bengala, cohetes, piñatas y villancicos.

Noticias de Cancún

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s