Borge: de joven promesa priista a reo por desfalco y corrupción

Jacobo García

CIUDAD DE MÉXICO.— Durante mucho tiempo el ex gobernador de Quintana Roo Roberto Borge (Cozumel, 1979) fue visto como un ejemplo de una nueva forma de gobernar. Dinámico, dicharachero, comprometido con el medioambiente y amante de la parranda y las fiestas que lo conectaban con los sectores populares, era uno de los jóvenes llamados a revolucionar la forma de hacer política.

Incluso el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, probablemente en una de las declaraciones más desafortunadas de su carrera, lo puso de ejemplo de una nueva camada que había llegado para terminar con la vieja política.

Borge había llegado al poder en 2011, con 32 años, como el político mexicano más joven en llegar al cargo. Siete años después de aquello aterrizó este jueves en la Ciudad de México, custodiado por la policía, para ser juzgado por varios delitos relacionados con operaciones con recursos de procedencia ilícita y la presunta venta irregular de terrenos de propiedad pública a varios presta nombres.

Está acusado, entre otros delitos, de haber vendido irregularmente 9.600 hectáreas de terrenos frente al Caribe mexicano a familia y amigos durante el tiempo que duró su mandato (2011-2017). Por varias de esas propiedades en una de las perlas del turismo mundial, se pagó menos del 1% del precio catastral, según denunció el actual fiscal general de Quintana Roo.

Panamá procedió a la extradición de Borge a México después de siete meses detenido en el país centroamericano. Allí fue detenido en junio cuando intentaba huir a Francia tras haber escapado de México días antes.

Sobrino de gobernador y niño promesa del PRI (Partido Revolucionario Institucional), Borge empezó en la política en 2003 de la mano de Félix González Cantó, que gobernó Quintana Roo entre 2005 y 2011. En ese entonces, tenía 23 años, se acababa de graduar en Administración de Empresas en el TEC de Monterrey y era el secretario privado de González Cantó, quien dos años más tarde se convirtió en gobernador.

A los 29 años pasó a ser diputado federal, donde fue secretario de la Comisión de Medio Ambiente. Su voracidad política le llevó a dimitir seis meses después para contender por la candidatura al Gobierno de Quintana Roo, que concentra las paradisíacas playas del Caribe mexicano y los fuertes intereses económicos de Cancún y la Riviera Maya, principales puntos turísticos de México.

El actual gobernador del Estado y principal impulsor de la persecución contra Borge, Carlos Joaquín González, comparó a su antecesor con el exgobernador de Veracruz Javier Duarte, otro de los símbolos del latrocinio descontrolado de los últimos años.

En entrevista con EL PAÍS, González evaluó en más de 10.000 millones de pesos (más de 500 millones de dólares) el importe del robo de Borge y lo acusó de ser responsable de forma indirecta del repunte de la violencia que se vive en el Estado al haber desviado grandes cantidades de dinero que iban para programas sociales. “Faltan los recursos que iban para el campo, salud, educación que fueron destinados para dar beneficios a unos cuantos y que no llego a la población indígenas a los jóvenes”, señaló.

Con la llegada de Borge a México son ya siete exgobernadores que enfrentan de forma simultánea procesos judiciales. De ellos, seis –los de Tamaulipas, Veracruz, Quintana Roo, Tabasco, Sonora y Michoacán– están detenidos y el chihuahuense Cesar Duarte, prófugo. (El País).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s