La justicia como vehículo para la paz social: Laura Beristain

Laura Beristain NavarreteCANCÚN.— Uno de los factores que sin lugar a dudas representa preocupación en todos los estratos de la sociedad, es la muy permeada corrupción en los mecanismos de impartición de justicia en nuestro país. Como un esfuerzo notable por transformar esta realidad, se implementó una renovación y reestructuración jurídica, incorporando un sistema penal procesal basado en la oralidad, con miras a la modernización del sistema tradicional que -por demás obsoleto, carecía ya de las formas más básicas para cumplir con la premisa de “justicia pronta y expedita”, enmarcada en nuestra Carta Magna.

En la teoría, este sistema representaría una nueva fórmula de responsabilidad para jueces y ministerios públicos, aunque muy lamentablemente, la comprensión de dicho mecanismo, no ha estado al alcance de las corporaciones policiales, ahora llamadas “primer respondiente” ante un hecho ilícito o escena criminal, y por ello, resulta urgente generar mecanismos de educación y capacitación en materia de proximidad policial a los cuerpos de seguridad de los tres órdenes de gobierno e inclusive a las fuerzas militares.

Debemos entender pues, que la justicia está correlacionada con la paz; no es posible hacer reinar un entorno de paz y armonía en la sociedad si existen injusticias, pues ello derivará en ingobernabilidad, descontrol, violencia, hartazgo y rebeldía sociales. Por ello, la ONU, en su Plataforma de Conocimiento para el Desarrollo Sustentable, en el Objetivo número 16, plantea a la Paz y la Justicia como pilares del desarrollo sostenible, señalando que es menester de los gobiernos el “Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles”.

Al respecto, la Diputada Laura Beristain coincidió con María Ampudia González, notable promotora de la igualdad y el respeto, como integrante del Consejo Consultivo de la CNDH, señalando ambas que “…la Justicia y la Paz no son conceptos abstractos o ideales lejanos; son valores que constituyen un patrimonio común y que están arraigados en cada persona. Todos están llamados a vivir en la justicia y a trabajar por la paz, individuos, familias, comunidades, gobernantes; nadie puede eximirse de esta responsabilidad; se debe mantener siempre viva la atención a estos ideales, y la tenacidad de perseguirlos de manera concreta RECHAZANDO la tentación de usar vías fáciles, ilegales, hacia falsos espejismos de éxito o riqueza; hay que amar lo que es justo y verdadero y mantenerse en esta línea que requiere sacrificio, pues de esta manera la justicia nacerá, vivirá y perdurará siendo defendida en cada uno de nosotros. De la justicia de cada uno, nace la paz para todos…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s