Identifican a la salmonela como probable mal que diezmó a los aztecas tras la Conquista

Un grupo de investigadores identificó la bacteria Salmonella enterica en restos óseos ubicados en el yacimiento de Yucundaa, Teposcolula en Oaxaca, al sur de México. Ubicados bajo la plaza central, los restos, de acuerdo con la datación por radiocarbono, fueron enterrados durante la epidemia de cocoliztli de 1545. El cocoliztli, náhuatl para mal o peste, fue una enfermedad de origen desconocido que diezmó la población nativa de la Nueva España, luego de la llegada de los conquistadores españoles.

Con su investigación, los científicos, liderados por Åshild J. Vågene, proponen la subespecie Paratyphi C de la S. enterica como el agente causal, que ocasionó dos grandes epidemias, en 1545 y 1576, que redujeron de aproximadamente 25 millones a solo dos millones el número habitantes nativos. El estudio fue publicado recientemente en la revista Nature Ecology & Evolution. Los investigadores analizaron la pulpa dentaria de 24 individuos. En diez se halló la marca genética de la S. enterica, subespecie, Paratyphi C.

Se trata de la primera ocasión en que se obtiene evidencia genética del papel que esta bacteria pudo haber tenido en las epidemias. Dentro de la misma especie, está la que ocasiona la salmonelosis. Sin embargo, esta subespecie cuenta con variantes que ocasionan fiebres entéricas, con síntomas como los descritos en la época. “Debido al contexto histórico y arqueológico, Teposcolula-Yucundaa nos ofrece una ocasión única para resolver la cuestión sobre el desconocido agente microbiano responsable de la epidemia”, aseveró Vågene, también especialista del Instituto Max Planck de Historia de la Ciencia.

Los científicos hicieron uso del programa de análisis bioinformático MALT (herramienta de alineamiento MEGAN, en inglés) para realizar la secuenciación masiva de ADN e identificar el agente sin conocerlo de antemano. “Esto supone un avance crítico en los métodos disponibles para los científicos que estudian enfermedades ancestrales”, declaró Kirsten Bos, también autora del estudio e investigadora del Max Planck.

No obstante, aún falta determinar si fueron los españoles quienes portaban la bacteria, tal como sucedió con la viruela y la gripe, que también afectaron severamente a los nativos. “Con los datos que tenemos ahora no podemos saber genéticamente si nuestra S. enterica Paratyphi C vino de Europa o si ya existía en México antes de la llegada de los europeos”, detalla Vågene. Y añade “lo que sí sabemos es que esta bacteria ya existía en Europa mucho tiempo antes de la epidemia de cocoliztli”. (Wikinoticias).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s